Mapa de las circunscripciones electorales de 1936 a 1939
Mapa de las circunscripciones electorales de 1936 a 1939

Iustitia Europa, partido candidato en las elecciones europeas, acude al Tribunal Supremo para impugnar las elecciones por fraude electoral.

El representante general de la candidatura, el abogado Luis María Pardo, ha denunciado por la vía del contencioso electoral las graves irregularidades acontecidas en las pasadas elecciones europeas, y el incumplimiento de la Ley Electoral. “Es realmente grave lo sucedido en el Escrutinio General”, donde en la práctica totalidad de Juntas Electorales Provinciales no se realizó el escrutinio general”, denuncia Pardo.

Iustitia Europa (IE) es la única formación política que denuncia las “gravísimas irregularidades” en el escrutinio general de las Juntas Provinciales de Madrid, Vizcaya, Guipúzcoa, Málaga, Tarragona, Sevilla, Almería, Tenerife, Cádiz y Baleares, entre otras.

IE ha denunciado que los datos provisionales se han dado por válidos en muchas de las Juntas Electorales Provinciales sin que se cumpla la ley electoral (LOREG) en sus artículos del 103 al 108, que ordenan que se abran sucesivamente todos los sobres que contienen las actas electorales originales (únicos documentos oficiales de todo el proceso) y se haga el recuento sólo en base a estas actas originales.

Sin embargo, en muchas Juntas Electorales Provinciales sólo se abren aquellas actas en las que algún apoderado o interventor de algún partido quiere reclamar algo y se dan por válidos el grueso de los resultados provisionales que facilita el Gobierno y se obtienen a través de un empresa particular, Indra.

En otras Juntas Electorales se opera “el cotejo” un procedimiento que compara los datos provisionales con las actas electorales sin sumar nunca el resultado de todas las actas electorales oficiales. Una práctica que ya fue denunciada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha y que prohíbe la Junta Electoral Central (que recuerda en todas las elecciones lo que de verdad es un Escrutinio General), pero que sin embargo, sorprendemente, desoyen la mayoría de las Juntas Electorales Provinciales de España.

Las pruebas son contundentes: numerosos sobres de actas electorales sin abrir, grabaciones de vídeo donde los ciudadanos denuncian el incumplimiento de la ley electoral. Expulsión de apoderados e interventores que denunciaban el incumplimiento de la ley electoral, prohibición de grabar en el  acto público del Escrutinio General, etc.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

“La ciudadanía ha de ser consciente que, durante años, el escrutinio general no se ha seguido conforme a la ley electoral, sino que se dan por válidos los datos expresados en el recuento provisional de Indra, que pasaban a ser definitivos, sin abrir los sobres con las actas, como indican la LOREG”, ha relatado Luis María Pardo, quien sostiene que, “nuevamente se incumple la ley electoral y la jurisprudencia por parte de las Juntas Provinciales donde algunas de ellas no han dudado en reconocer su conducta contraria a derecho plasmando por escrito su negativa a realizar el escrutinio por diversos motivos”.

Si bien, la Junta Electoral Central ha reiterado cómo debe realizarse el escrutinio, no es menos cierto que en las elecciones europeas, “mira hacia otro lado” según Pardo, ya que “impide a las formaciones políticas presentar el recurso de alzada que hubiera forzado a repetir el escrutinio general en diversas Juntas Provinciales”.

Esto ha obligado a Iustitia Europa a la presentación del recurso contencioso electoral, impugnando las elecciones europeas y los candidatos en ella proclamados solicitando la nulidad de estas y que el Tribunal Supremo ordene convocar de nuevo a los representantes de las formaciones políticas para realizar un nuevo escrutinio general de conformidad con el procedimiento establecido en el artículo 105 LOREG.

Pardo ha declarado que se ha solicitado ante el Tribunal Supremo, que eleve cuestión prejudicial ante el TJUE respecto de la Decisión del Consejo de 13 de julio de 2018, que modificó el Acta relativa a la elección de los diputados al Parlamento aneja a la Decisión 76/787/CECA, CEE” así como que declare la nulidad de la expulsión de los apoderados de Iustitia Europa del escrutinio general en Madrid y Guipúzcoa.

Por su parte, ante las repetidas denuncias ciudadanas que se elevaron ya con fuerza el año pasado, HazteOir.org emprendió campañas de recogidas de firmas para que se garantizara el cumplimiento de la Ley Electoral para las Elecciones Generales del 2023. Y ahora en 2024, tras comprobar la ilegalidad operada en el Escrutinio General que no se ajusta a Derecho, inició una nueva campaña para que las Juntas Electorales Provinciales hagan públicas todas las actas electorales oficiales y que los ciudadanos, a quienes se les ha hurtado el Escrutinio General conforme a Derecho, puedan sumar por ellos mismos todos los datos de las actas electorales oficiales.

Tras las elecciones europeas en España el manifiesto incumplimiento de la ley electoral está siendo denunciado por fin con más alcance, llegando el escándalo a un mayor número de ciudadanos, pese a la férrea censura mediática que trata de salvar la cara a unas elecciones sin garantía legal ninguna desde hace muchos años en España.

Iustitia Europa también ha anunciado que irá hasta el final en la persecución del delito electoral, llegando, si hace falta, ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea con el fin de restaurar el derecho a unas elecciones transparentes conformes a la ley en España que ahora no tenemos. ¡Sin Escrutinio General el Parlamento es ilegal!

Comentarios

Comentarios

Licenciada en Ciencias de la Información, Rama de Publicidad y Relaciones Públicas, en la Universidad Complutense de Madrid. Máster en Periodismo de Radio, también en la UCM. He trabajado en prensa digital, en Radio Nacional de España y en productoras de televisión. Madre de familia numerosa. Tomando conciencia de la inmensa batalla en la que estamos inmersos entre la cultura de la vida y la cultura de la muerte.