¿Será Juan Lobato la esperanza blanca del PSOE?
¿Será Juan Lobato la esperanza blanca del PSOE?

Juan Lobato parece útil y es un buen tipo. Sería una lástima que el PSOE lo echara a perder. Hoy se ha visto la envolvente que le han montado con Illa, Simancas, la ministra Alegría y, cómo no, con el lastre trazado por Ferraz con la presidenta del PSOE Cristina Narbona a la cabeza. Los que están en el asunto con él pueden tratar de protegerlo, si les dejan. Porque, tras la catástrofe Pedro Sánchez, alguien ha de continuar el socialismo del futuro, si existe, en versión socialdemócrata o en alianza con quien sea.

El anterior es un Whatsapp entre socialistas y periodistas. Circulaba hoy, día de San Francisco de Sales patrón de periodistas, reporteros y escritores. En él se prevé o vaticina la realidad de Juan Lobato Gandarias, ex alcalde socialista en Soto del Real, Secretario General del PSOE de la Comunidad de Madrid y portavoz del Grupo parlamentario socialista en la CAM. Lobato fue el ponente en Nueva Economía Fórum, en el Ritz, arropado por la compañía que se había dispuesto para él: Salvador Illa, exministro de Sanidad amortizado y estandarte PSC-PSOE para presentarlo. Rafael Simancas, bastión FSM de infausto recuerdo. La ministra de cuota maña Alegría Continente. Y Cristina Narbona, presidenta del PSOE, al frente del dispositivo humano decido en Ferraz para apoyo y, sobre todo, vigilancia.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La presencia de Lobato, en medio del grupo de apariciones de ministros socialistas en lid preelectoral con los compañeros-adversarios en el gobierno de coalición PSOE-UP, tiene varias interpretaciones, no excluyentes: ruido a favor de la causa PSOE, en pugna externa, interna o a media pensión con la oposición de todo tipo. Promoción controlada del joven que despuntó en la alcaldía de un pueblo serrano. Avance personal, entre afines o contrarios, de un valor en alza frente a las trampas e intereses que hay en la rivalidad política. Y decisión para continuar la historia de un partido, hoy sometido al riesgo de un líder como su secretario general francamente mejorable.

Para poner luz en el asunto, como no hay preguntas inapropiadas sino malas respuestas, nada mejor que una pregunta: “Usted es hoy el principal valor del PSOE en Madrid, ¿entiende que su futuro está en Madrid o Madrid es para usted un trampolín para otras responsabilidades?”. Lobato había expuesto una visión personal y un programa socialdemócrata para Madrid, desde la oposición en la que está o para el gobierno autonómico al que aspira: Madrid sin prisa. Política útil. Económicamente Madrid está por debajo de su potencial como consecuencia del enfrentamiento con Pedro Sánchez. Enfrente de Ayuso para subida de impuestos. Sostenibilidad. Progresividad. Energías limpias.

Atención a sectores estratégicos. Fondos europeos. Atracción de talento e inversión. Seguridad. Confianza. Sensatez. Fiscalidad eficiente al servicio del crecimiento, moderada porque es innecesario subir impuestos, basta con una imposición justa. En 2022 mejorar la dotación para Sanidad. Se han dejado millones en corrupción. Madrid no es un paraíso fiscal, pero tampoco precisa bajar todos los impuestos. Pacto político, por la salud y por los servicios públicos. Pacto para los jóvenes con viviendas accesibles. Desarrollo Operación Chamartín, Madrid Nuevo Norte, con infraestructuras pero sin aparcamientos. Ampliación aeropuerto con carga aérea y pasajeros. El PSOE no tiene dos almas, tiene valores inamovibles.

La conclusión, está implícita en la respuesta: “Se me nota mucho que estoy a gusto donde estoy. Lo más bonito es ser alcalde de pueblo y ya lo he sido”. Asertiva, inteligente. Algo preparado ante conmilitones, no improvisado, valiente ante rivales (del partido y otros), que le coloca en el puesto de salida, camino y llegada, de un joven preparado (tiene 37 años, licenciado en Derecho y Administración de Empresas y Técnico de Hacienda del Estado) que desde donde está puede ser, es ya, el líder emergente del socialismo del futuro, capaz de enmendar la plana al desastre que hoy es Pedro Sánchez.

Por eso, el Whatsapp que circulaba hoy puede definir la mejor opción para el socialismo; también precisar el hallazgo de un repuesto para presidir el Gobierno de España: Juan Lobato parece útil y es un buen tipo. Sería una lástima que el PSOE lo echara a perder.

José Luis Heras, analista político

Comentarios

Comentarios