Jean Claude Juncker
Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en Praga durante la Conferencia sobre Defensa y Seguridad. (Fotografía: Christian Bruna / EFE)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quiere abrir nuevas vías para la inmigración africana hacia Europa porque “sin los millones de inmigrantes africanos Europa está perdida”.

“Si aquellos que vienen a Europa”, insistió Juncker, “no puede entrar por la puerta frontal, lo harán por las ventanas de atrás”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Por eso, el presidente de la Comisión apela a crear puentes para facilitar la inmigración legal y cubrir así la falta de mano de obra en el Viejo Continente, ha declarado al periódico Deusche Well.

Una entrada que comenzó con la crisis de los refugiados en 2015, en la que un millón de ellos llegaron hasta Alemania, una política promovida por la canciller Angela Merkel hasta que la población se hartó y tuvo que cerrar las puertas.

Según la ONU España necesitará hasta 12 millones de inmigrantes de aquí a 2050 si quiere mantener su fuerza de trabajo

En el caso de España, según un informe de la ONU de 2016, se necesitarán hasta 12 millones de inmigrantes de aquí a 2050 si quiere mantener su fuerza de trabajo.

Es decir, tendrá que recibir unos 140.000 al año, y la mayoría procederán de África.

Son datos que se están manejando en el encuentro que tiene lugar estos días en Abiyán entre líderes europeos y africanos. Lo que no se cuenta es cómo se lucran muchas empresas de estas personas al ofrecer los mismos trabajos con salarios inferiores, e incluso algunas, como Airbus, ya exigen que se elimine el salario mínimo.

Es curioso como muchos líderes abogan por que los ciudadanos tengan menos hijos para luchar contra el cambio climático y la superpoblación, lo fomentan reduciendo las ayudas a las familias y luego claman por la inmigración por la falta de mano de obra.

De hecho, en España un bebé cuesta de media 1.200 euros al mes por la falta de ayudas del Gobierno. Solo Grecia aporta menos ayudas por hijo que el Ejecutivo de Mariano Rajoy, según un estudio de la Confederación Española de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios (CEACCU).

Así, la voz única se va imponiendo en Europa y la política de puertas abiertas parece convertirse en una realidad. La oposición a estas maniobras ya ha sido señalada y puede ser sancionada por oponerse a acoger refugiados -muchos de las cuales solo son inmigrantes, no refugiados-.

Bruselas ha amenazado con sanciones a países como Polonia y Hungría que, por otro lado, luchan por incentivar a la familia y fomentar la natalidad.

Y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó que la Comisión Europea tiene derecho por ley a ordenar a esos países miembros de la UE a que acepten a los llamados solicitantes de asilo y que, a la inversa, ellos no tienen derecho por ley a desobedecer esa orden.

Así pues, el futuro de la Unión Europa pasa por dos vías: o enfrentarse a Bruselas y redefinir sus políticas, o poblarla con millones de inmigrantes para suplir la falta de nacimientos en el continente. 

Te puede interesar:

Hungría: Deducciones para primeros matrimonios, y otras medidas de choque para defender a la familia

 

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.