Boicot a Felipe González
Jóvenes de extrema izquierda portan una pancarta en la que muestran su repulsa a Felipe González y al presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián / EFE

Unos 200 jovenes radicales de extrema izquierda -la mayoría enmascarados- han impedido este miércoles que el expresidente del Gobierno Felipe González pronunciara una conferencia en la Universidad Autónoma de Madrid. La charla no ha podido comenzar debido al acoso permanente de los universitarios que han acusado al político socialista de tener las manos “manchadas de sangre”, entre pancartas de apoyo a los presos de ETA.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
Los radicales, convocados en la Facultad de Derecho por la Federacion Estudiantil Libertaria, han logrado frustrar la celebración de la conferencia que iba a celebrase en el Aula Magna Tomas y Valiente, en honor al profesor asesinado por ETA en su despacho de esta misma Facultad en 1996.

La mayoría de los manifestantes portaban caretas, algunas de ellas con el nombre de José Antonio Lasa y Christian Olaskoaga -miembros de ETA asesinados por los GAL-, pero también con el del exsecretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Además de carteles acusando a González de ser un “terrorista” con las manos “manchadas de cal viva”, la concentración estaba presidida por una gran pancarta en la que aseguran que González y el presidente de PRISA, Juan Luis Cebrián, que también participaba en la jornada, no son “bienvenidos” en la universidad y mencionan los GAL, los ‘Papeles de Panamá’, el terrorismo y “golpes de Estado”.

Boicot a Felipe González
Jóvenes de extrema izquierda agreden a miembros de seguridad encargados de velar por la conferencia de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid / EFE

Junto a esta, han mostrado en primera línea otra pancarta de apoyo al colectivo de presos de ETA, el tradicional cartel de las Gestoras Pro Amnistía, pidiendo su acercamiento al País Vasco.

Los manifestantes han llegado a cargar a golpes contra las puertas de acceso a la sala, cuando ya había dentro muchas personas, que han llegado a temer por su integridad física

Vista la agresividad que mostraban los concentrados, la seguridad, junto a la decana de la Facultad de Derecho, Yolanda Valdeolivares, han decretado el cierre de las puertas de la sala, en las que se han colocado los baúles con material técnico a modo de ‘barricada’ y han logrado frenar así su entrada.

Ataques a periodistas

En ese momento, los manifestantes han llegado a cargar a golpes contra las puertas de acceso a la sala, cuando ya había dentro muchas personas, que han llegado a temer por su integridad física.

Tras este intento fallido de entrar, se han sucedido los gritos e insultos e incluso se han producido instantes de enfrentamiento entre los exaltados y los diferentes periodistas, tratando de impedir que fotografiaran sus rostros entre gritos en los que acusaban a las televisiones de “manipuladoras”.

La decana de la facultad de Derecho suspendió el acto porque no podía asegurar la seguridad “ni de los invitados ni de los asistentes” a la conferencia

La decana -tras invitar a los radicales a “manifestar su expresión dentro del aula” por medios “democráticos y de respeto- ha comunicado la suspensión del acto por no poder “asegurar” la seguridad de los invitados y de los asistentes, en su mayoría estudiantes.

Antes de marcharse, los cachorros de la ultraizquierda han leído un comunicado en el que acusan al expresidente de ser el “responsable político del terrorismo de Estado de los GAL” y “amigo de dictadores”. Además, le atribuyen haber participado “en un golpe de Estado palaciego” para desbancar al exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez.

Carmena da una charla el día después

Tras disolverse la concentración a las puertas del aula, uno de los jovenes ha lanzado un petardo de gran tamaño en el pasillo, que ha detonado en un gran estruendo y ha provocado la caída de los protectores de las luces halógenas, que han caído sobre algunas personas.

La decana -que ha asegurado que se mantiene el acto de este jueves en el que participará Manuela Carmena– ha condenado los incidentes y ha asegurado que los presentes han asistido a actitudes “francamente violentas” y “contrarias a los valores y principios enseñados en la universidad”.

Valdeolivares, en declaraciones a los medios, ha asegurado que el acto ha sido cancelado porque “no se podía poner en peligro a los invitados y estudiantes” y ha explicado que intentarán repetir la conferencia “cuando la ocasión lo permita en condiciones de seguridad”.

Asimismo, ha negado que los manifestantes fueran estudiantes de la propia universidad, pero eso “no quita” para que haya un sentimiento de “pena y dolor”. “Se ha roto algo y ahora tenemos que abrir un proceso de reflexión porque algo estamos haciendo mal en la sociedad y su conjunto“, ha apostillado la decana.

Comentarios

Comentarios