El Fiscal General del Estado, Álvaro García Ortiz, molesto con que le tachen de seguidista del gobierno. ¿Y no?
El Fiscal General del Estado, Álvaro García Ortiz, molesto con que le tachen de seguidista del gobierno. ¿Y no?

La clave de bóveda de la legislatura, la amnistía, se le complicada cada vez más a Pedro Sánchez. El ‘cambiacolchones’ trata de buscar un atajo recortando el tiempo de instrucción de los jueces mediante una propuesta reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Facilitaría la impunidad aunque supusiera un tiro en el pie porque fue su partido, el PSOE, quien impulso la reforma inversa, el alargamiento de plazos, precisamente para evitar la impunidad de la corrupción. Por eso desde Podemos anuncian el voto negativo y ‘Yoli’ señala que “no va por el camin o correcto”.

Desde Junts tampoco se entusiasman con la reforma porque saben que basta con que el juez trabaje con más celeridad. Quieren más garantías. El problema es que la Junta de Fiscales del Supremo ya resolvió por 12 votos a 3 que lo del 1 de octubre fue terrorismo. Así que el Fiscal General del Estado, Álvaro García Ortiz, ha decidido que sea su número dos, Angeles Sánchez-Conde, la que resuelva la discrepancia entre el informe de álvaro Redondo y el de la Junta de Fiscales.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Sánchez-Conde es la teniente fiscal del Supremo, nombrada en el 2022 por la entonces Fiscal General, Dolores Delgado con calzador porque Consuelo Madrigal tenía más apoyos. Por supuesto es de la Asociación de Fiscales Progresistas y de confianza del Álvaro García Ortiz, molesto porque le señalen como ‘longa manus’ del gobierno tras dejarse fotografiar con el logo del PSOE en la campaña de las anteriores elecciones gallegas.

Según ese ‘independiente’ Fiscal General, Sánchez-Conde dictaminará la “unificar criterio”. ¿Entre quien? Entre el corregido informe de Redondo (corregido tras una ‘amable’ charla con el Fiscal General) y el criterio ampliamente mayoritario de la Junta de Fiscales. O sea, que entre la nada y el todo, se colocará en la nada y nos dirán que es un punto medio…

Lo mejor es que todo este contorsionismo no servirá de mucho porque el juez calificará conforme a derecho. Junts pide el ‘gratis total’ pero eso obligaría al Constitucional a remancharase la toga de manera inmisericorde.

Pero es que además, aunque pasara ese indigno filtro nacional, en Bruselas ya están estudiando seriamente los vínculos del separatismo catalán con la Rusia de Putin. Y por si fuera poco, el previsible plantón de este jueves del gobierno a la Comisión de Venecia que viene a conocer sobre la propuesta ley de amnistía, encenderá todavía más todas las alarmas. La crisis de los fiscales tampoco ha pasado desapercibida en las instituciones europeas.

El ‘cambiacolchones’ debe de pensar que es incombustible y eterno. Pero no se puede pisotear todo a todos todo el tiempo. Y más pronto que tarde saltará el mensaje de “Game Over”. Y quizás la tractorada sea el indicador adelantado del hartazgo social.

El anzuelo del pescador

  • Revancha de Hacienda. Como el Senado ha rechazado el techo de deuda presentado por ‘Chiqui’, la ministra se cobra la revancha castigando a CCAA y Ayuntamientos que según el papel enviado a Bruselas deben de tener deuda del 0% y del 0,2% respectivamente. 
  • Podemos contra Sumar. El divorcio está siendo contencioso. Al formar grupo propio, Podemos perdió sus despachos en el Congreso. Así se lo advirtieron los servicios de cámara. Pero los morados no quisieron escuchar. Y Sumar ha optado por ‘okuparlos’ y Podemos denuncia la ‘okupación’. ¿Cabe mejor espectáculo? Sí, sí: la pelea en el barro…
  • La verdadera crisis. La mitad de los jóvenes no se casará nunca; de los que se casen, apenas un 20% lo hará por la Iglesia. Es la conclusión de un informe del CEU que apunta a la verdadera crisis: la de valores, compromiso, nupcialidad y natalidad. ¿Alguien hará algo?

Comentarios

Comentarios