Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación y preso político del régimen comunista de Cuba /MCL
Eduardo Cardet, líder del Movimiento Cristiano Liberación y preso político del régimen comunista de Cuba /MCL

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos dependiente de la Organización de Naciones Unidas ha emitido una opinión sobre la detención de Eduardo Cardet, coordinador del Movimiento Cristiano Liberación de Cuba.

“La privación de libertad de Eduardo Cardet Concepción es arbitraria, por cuanto contraviene los artículos 9, 10, 11, 18, 19 y 20 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, concluye el informe, que reclama “poner inmediatamente en libertad al Sr. Cardet y concederle el derecho efectivo a obtener una indemnización y otros tipos de reparación, de conformidad con el derecho internacional”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El informe considera probado que “oficiales de seguridad del Estado, sin identificarse, arrestaron al Sr. Cardet de manera violenta, sin explicación”. La detención se realizó de lat forma que los agentes del régimen comunista cubano “no mostraron una orden de arresto, ni tampoco le informaron de la existencia de cargos penales en contra de él”:

Del mismo modo, el Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria denuncia que Cardet “no fue llevado prontamente ante el juez” y que “no hubo control judicial independiente” de la detención. Muy al contrario, el líder opositor al régimen cubano “fue llevado a una estación policial local, donde fue nuevamente golpeado y permaneció incomunicado durante nueve días. No tuvo acceso a un abogado. Se le denegaron las visitas y las llamadas telefónicas y su familia desconocía su paradero”.

La ONU subraya que “a pesar de las golpizas recibidas durante su arresto, también se le negó atención médica durante los primeros siete días de su detención” por lo que resulta evidente que en semejantes circunstancias “no pudo, de ninguna manera, ejercer su derecho a cuestionar la base legal de la detención”.

“La detención del Sr. Cardet fue resultado de sus actividades políticas y sociales, en la promoción del voto y la participación democrática” certifica la ONU

Motivaciones políticas

El informe de Naciones Unidas incide en el hecho de que la detención de Cardet se produjo dos días después de realizar declaraciones contra el dictador Fidel Castro, que había fallecido cinco días antes, que califica de “ejercicio pacífico de sus derechos humanos”.

Asímismo, recuerda que la detención arbitraria de Cardet fue “antecedida de amenazas y hostigamiento” contra sus familiares, a quienes avanzaron que “lo arrestarían por ser contrarrevolucionario”. También contra el propio Cardet “amenazado y acosado reiteradamente” durante su detención, antes y después de la condena “diciéndole que si renunciaba a sus creencias y opiniones sería puesto en libertad“.

En resumen “el Grupo de Trabajo fue convencido de que la detención del Sr. Cardet fue resultado de sus actividades políticas y sociales, en la promoción del voto y la participación democrática, individualmente ya través de la asociación Movimiento Cristiano Liberación”.

Un calvario, día a día

El Movimiento Cristiano Liberación lleva desde el día posterior al de la detención de Cardet el 30 de noviembre de 2016, una suerte de diario en el que da cuenta del las vicisitudes que rodean la estancia en prisión de su coordinador. 

En él, se anotan apuntes sobre su estado de salud, las visitas que recibe o la repercusión en medios internacionales de su secuestro por parte de la dictadura cubana.

El pasado 1 de febrero, Cardet fue trasladado a un campamento de prisioneros situado cerca de la penitenciaría Cuba Sí “en el  régimen de prisión que en la terminología carcelaria cubana se considera como ‘mínima’ con visitas quincenales y posibilidad de trabajar en el recinto“.

Este martes Cardet ha recibido la primera visita de sus familiares desde que fuera trasladado. El Movimiento Cristiano Liberación explica que “se encuentra en buen estado y el lugar es mejor en cuanto a las condiciones de vida, aunque continúa estando privado de libertad, siendo al menos un alivio que se pueda comunicar con más frecuencia y que la visita sea más flexible. Se sigue esperando respuesta sobre la petición de libertad condicional”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".