De izquierda a derecha, Jesús Palacios, Hermann Tertsch, Juan Velarde y Stanley Payne.
De izquierda a derecha, Jesús Palacios, Hermann Tertsch, Juan Velarde y Stanley Payne.

Ante el nuevo intento del PSOE para implantar una única verdad sobre la Guerra Civil y los años posteriores del franquismo, blanqueando los también negros años de la Segunda República, la sociedad civil se ha reunido con representantes de todas las ramas (historiadores, científicos, periodistas, filósofos…)  para redactar un manifiesto en defensa de la libertad de enseñanza, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión, pilares básicos de una sociedad democrática como la española.

Según denuncian en el ‘Manifiesto por la Historia y la libertad‘, «no se puede imponer por una ley un único relato de la historia, ya que ninguna ley debe o puede variar los hechos históricos. No se debe borrar por una ley la cultura, el sentimiento ni la memoria de un pueblo, y menos aún por razones ideológicas. Ninguna razón moral, ni derecho subyacente, puede primar sobre la analítica verdad de los hechos en las circunstancias del tiempo y lugar en que estos se produjeron».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El historiador Jesús Palacios, a través de la asociación de estudios contemporáneos Kosmos-Polis, es uno de los promotores de esta iniciativa. «Al estudiar este proyecto de ley, observamos que es un auténtico disparate y una barbaridad, se puede calificar como de ‘monstruosidad’ en todos los aspectos«, señala.

Uno de los puntos que más ha provocado el enojo de la sociedad civil española ha sido la creación de la ‘Comisión de la Verdad’ «al más puro estilo orwelliano», como lo califica Palacios. Amenaza con «penas de cárcel, inhabilitación para la docencia y elevadas multas a quienes mantengan opiniones divergentes» a la ‘verdad única’. Como consencuencia, se podrá decretar la «destrucción y quema de las obras o estudios declarados no ‘gratos’, y la expropiación, destrucción o transformación de una parte del patrimonio histórico-artístico de la etapa más reciente de España», recoge el mananifiesto haciendo referencia a la propuesta de ley.

«Estamos ante una ley de tipo sovietizante que no debería ser propuesta por ningún partido, ni individuo que respete la convivencia democrática en paz y en libertad», señala el manifiesto

«El fondo de esta propuesta debe ser completamene rebatido por la sociedad en su conjunto y, en este aspecto, presionar desde la calle y sea donde sea para que no se lleve a cabo una barbaridad que trata de desmontar los valores de la sociedad occidental desde el discurso de la ideología de la corrección política», continúa el historiador.

El manifiesto evidicencia que «estamos ante una ley de tipo sovietizante que no debería ser propuesta por ningún partido, ni individuo que respete la convivencia democrática en paz y en libertad; que solo sirve para reabrir viejas heridas que todos creíamos ya cicatrizadas y que, desde luego, nunca debería ser aprobada en una nación como España».

Uno de los problemas más graves a los que se enfrenta España es la falta de planes de educación  no sectarios, una de las causas de que sea tan fácil manipular sobre un hecho histórico como es la Guerra Civil, que tuvo lugar hace 80 años. Palacios cree que es culpa de los «errores cometidos en la Transición española al ceder parcelas que nunca debió hacer el Estado como es la Educación, o el no haber llegado a pactos en este campo entre Partido Popular y Partido Socialista que siempre han estado a la greña».

Algunos de los firmantes son Stanley G. Payne (historiador y catedrático emérito de la Universidad de Wisconsin-Madison), el ex ministro Carlos Bustelo, el ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, el periodista Hermann Tertsch, Juan Velarde Fuentes (Presidente de la Real Academia de las Ciencias Morales y Políticas), Manuel Barrios Marset (General de Infantería de Marina), el escultor Salvador AmayaAquilino Duque Ramírez (Premio Nacional de Literatura) o el ingenerio Enrique Fernández de Córdoba.

Puede leer aquí el Manifiesto por la Historia y la Libertad.

También te puede interesar:

Prisión al disidente y otras 4 barbaridades de la nueva ley de Memoria Histórica del PSOE

Comentarios

Comentarios