La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante una rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros / EFE

En la época del presidente José Luis Rodríguez Zapatero se envió a Cataluña miles de papeles que se guardaban en el archivo de Salamanca de manera ilegal. Una documentación muy valiosa que fue usurpada sin que levantase mucho revuelo.

Pero hubo un hombre, Policarpo Sánchez, que se percató del delito, y lleva luchando desde entonces porque se realice justicia.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Que tiene razón en lo que pide lo demuestra la Sentencia del Tribunal Constitucional en Cataluña, que mandó la devolución de los papeles. Pero la Generalitat no ha cumplido.

Que cuenta con el apoyo político lo demuestra la petición de mayoría absoluta que hubo en el Senado el pasado 24 de abril en el que casi todos los partidos exigieron el Gobierno que instara a la Generalitat a devolver los papeles. Pero esta no ha cumplido.

Que cuenta con el apoyo popular lo demuestra que casi 80.000 personas firmaron una petición con el mismo objetivo. Pero el gobierno catalán se niega a retornar los papeles y dilata los proceso judiciales.

¿Devolverá Soraya los papeles en menos de 15 días o dejará pasar la oportunidad de cumplir una sentencia del Tribunal Constitucional?

Sin embargo algo ha cambiado que permitirá que la Justicia se reestablezca. Y es la aplicación del artículo 155, que otorga poderes especiales a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para cumplir lo que manda la Justicia, pide el Senado y reclama la sociedad.

Por eso, el presidente de Salvar el Archivo de Salamanca le ha escrito una carta a Soraya Sáenz de Santamaría para preguntarle cuándo va a devolver estos papeles. Si va a ser el 21D o antes, pues que es impensable que el Gobierno no utilice esta oportunidad para evitar una gran injusticia como es el robo de parte del archivo por parte de la Generalitat.

Comentarios

Comentarios