Toma de Venezuela
La Policía Nacional Bolivariana custodia un tramo de la autopista en Caracas durante la "Toma de Venezuela" / EFE

Un policía venezolano ha muerto este miércoles tras ser tiroteado durante una protesta opositora en la Carretera Panamericana, según ha informado el ministro para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

En sus declaraciones, Reverol ha dicho que «un grupo simpatizante de la derecha» había bloqueado la carretera entre los kilómetros 14 y 15, agregando que varios abrieron fuego contra los agentes cuando intentaron dispersar la concentración.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El ministro ha identificado al agente fallecido como José Alejandro Molina, miembro de la Policía de Miranda, según ha recogido la agencia estatal venezolana de noticias, AVN. Reverol ha agregado que el suceso se ha saldado con otros dos agentes heridos, uno por arma de fuego y otro por objeto contundente. Las autoridades ya han abierto una investigación para intentar esclarecer lo ocurrido.

Miles de personas se han concentrado este miércoles en Caracas para secundar el llamamiento de la Mesa de Unidad Democrática a «tomar Venezuela» para restaurar el «hilo constitucional» que, según denuncia la coalición opositora, ha roto el Gobierno de Nicolás Maduro.

La ‘Toma de Venezuela’ es la gran marcha opositora para denunciar los obstáculos del ‘chavismo’ a la celebración de un referéndum en el que los venezolanos decidan si revocan o no el mandato presidencial de Maduro antes de que expire oficialmente, en 2019.

La responsabilidad de Maduro

El epicentro de la «Toma de Venezuela» es Caracas, pero esta vez la coalición opositora ha convocado a sus seguidores en todos los rincones de la nación caribeña para que, en señal de protesta por el bloqueo institucional, bloqueen también las principales vías.

Si bien la calma ha sido la nota dominante en la ‘Toma de Venezuela’, se han registrado disturbios entre fuerzas de seguridad y manifestantes en algunas ciudades que han dejado cerca de 30 heridos y 40 detenidos, de acuerdo con la ONG local Foro Penal.

La marcha tiene lugar en un momento de especial tensión en Venezuela. La Asamblea Nacional ha acordado iniciar un proceso para examinar la «responsabilidad política» de Maduro en la crisis económica y social que asuela al país, lo que podrá derivar en un juicio en su contra.

Si el referéndum revocatorio contra Maduro no se convoca antes del 10 de enero, aunque sea cesado sería sustituido por su vicepresidente Istúriz

Este órdago parlamentario responde a la suspensión ‘de facto’ del referéndum revocatorio. Varios tribunales anularon la semana pasada la recogida de firmas para la primera fase y, en consecuencia, el Consejo Nacional Electoral pospuso la segunda.

La MUD activó la consulta popular con la esperanza de celebrar elecciones presidenciales de forma anticipada. Para conseguirlo, la votación debería convocarse antes del 10 de enero de 2017, cuando se cumple el ecuador del mandato de Maduro. De lo contrario, aunque éste sea cesado, su vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, le sustituirá hasta 2019.

A pesar de estas fricciones, la Iglesia Católica anunció el lunes que Gobierno y oposición habían llegado a un acuerdo para iniciar un diálogo político que en un principio estaba previsto para el 30 de octubre en Isla Margarita, pero ha tenido que aplazarse ‘sine die’.

(Europa Press).

Comentarios

Comentarios