Este viernes por la mañana ocurrió en La Paz, Bolivia, un grave incidente diplomático del que se han hecho eco los medios españoles durante el sábado, de forma muy desigual. ¿Qué ha pasado?

La nota publicada el viernes por el Ministerio de Exteriores de Bolivia

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Este viernes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia publicó un comunicado denunciando que «personas que han sido identificadas como funcionarios de la Embajada de España en Bolivia, acompañadas por personas con el rostro cubierto, intentaron ingresar de forma subrepticia y clandestina a la residencia diplomática de México en La Paz». Según la nota, la Policía boliviana «frenó el ingreso de los vehículos a las instalaciones, toda vez que la presencia de personas con rostros cubiertos en el condominio representaba una potencial amenaza. El personal diplomático de la Embajada de España ingresó libremente a la residencia diplomática mexicana y en todo momento se respetó su dignidad y se resguardó su seguridad personal». Además, la Cancillería boliviana señaló:

«El personal diplomático y de seguridad de la Embajada de España en Bolivia no tiene autorización para portar armas de fuego, ni usar atuendos que oculten su identidad. Estos actos contravienen las más fundamentales prácticas diplomáticas y vulneran el principio de inviolabilidad, considerando además que utilizaron vehículos con placas diplomáticas asignadas a la Embajada de España, haciendo un mal uso de las inmunidades, privilegios y garantías que el Estado boliviano reconoce y otorga a cualquier Misión Diplomática acreditada en el país».

México da refugio en esa embajada a acusados de sedición y terrorismo

La nota añade que estos hechos «ratifican la actitud de intromisión en los asuntos internos de Bolivia por parte del Gobierno de México y su Embajada acreditada en La Paz, cuyos comportamientos están tensionando las relaciones entre ambos países». Como señalaba Infobae el 23 de diciembre, nueve antiguos funcionarios del Gobierno de Evo Morales, entre ellos cinco de sus ministros, están refugiados en la Embajada de México en La Paz. Se da la circunstancia de que varios de ellos, empezando por el exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, están denunciados ante la Fiscalía boliviana por sedición, terrorismo y financiación al terrorismo, entre otros delitos. Ayer, el ministro del Interior de Bolivia, Arturo Murillo, declaró«Nosotros tememos que lo que se iba a hacer era sacar a un delincuente común como es Juan Ramón Quintana; esto se ha abortado».

El Ministerio de Exteriores de España dice que era una visita «de cortesía»

Este mismo viernes se difundieron en Bolivia las imágenes de lo ocurrido, que podéis ver en el siguiente vídeo, que también incluye una declaración de la canciller boliviana Karen Longaric. En las imágenes se ven los dos vehículos que fueron retenidos y que iban ocupados por funcionarios de la Embajada de España, y que fueron increpados por algunas personas -supuestamente vecinos-, que se sintieron alarmados al verlos:

Según el diario español El Mundo, los hombres enmascarados eran cuatro policías del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional. Por otra parte, poco después de la medianoche del viernes al sábado, el Ministerio de Asuntos Exteriores de España publicó una nota anunciando una investigación sobre estos hechos ocurridos durante «la visita de la Encargada de Negocios ad interim de España en Bolivia a la Embajadora de México en ese país», y señalando que «el objeto de la visita realizada por la Encargada de Negocios de España era exclusivamente de cortesía y niega rotundamente que pudiera tener como objeto facilitar la salida de las personas que se encuentran asiladas en aquellas dependencias».

La oposición en España pide explicaciones: Vox pregunta si se contactó con los refugiados por México

Vox ya ha anunciado que registrará este lunes una batería de preguntas al Gobierno. Entre otras cosas, el partido que preside Santiago Abascal preguntará si la Encargada de Negocios de la Embajada de España hizo esa visita por iniciativa propia o siguiendo órdenes, y si mantuvo contacto durante la misma con las personas refugiadas en la Embajada de México y que están denunciadas ante la Justicia boliviana. Además, Vox también pregunta si el expresidente español Rodríguez Zapatero, conocido simpatizante de los regímenes de Evo Morales y de Nicolás Maduro, «ha tenido alguna participación en los hechos que dieron lugar a la visita». El Partido Popular también ha solicitado la comparecencia de la ministra de Exteriores en funciones, Margarita Robles.

El líder del partido español de extrema izquierda Podemos, Pablo Iglesias (derecha) y su socio el comunista Alberto Garzón, coordinador de Izquierda Unida, junto al entonces presidente de Bolivia Evo Morales en marzo de 2018. Podemos ha seguido apoyando a Morales incluso después de su dimisión tras el escándalo de fraude electoral en las elecciones generales bolivianas de octubre (Foto: Efe).

Expresidente boliviano dice que uno de los refugiados por México «pagó decenas de miles de euros» a Podemos

Significativamente, el partido de extrema izquierda Podemos, aliado del Gobierno socialista de Pedro Sánchez y afín a los regímenes de Morales y de Maduro, ha mantenido un silencio absoluto sobre estos hechos. Precisamente ayer el expresidiente boliviano Jorge ‘Tuto’ Quiroga señaló que Sánchez y Podemos «están muertos de miedo de que desde Bolivia y Venezuela se denuncie y se desvele la enorme cantidad de dinero que le robaron a nuestros países estos señores a nombre de hacer colonialismo constitucional». Las referencias a Podemos tienen relación con la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía boliviana contra la empresa Neurona Consulting, vinculada a Juan Carlos Monedero, ideólogo de Podemos, que habría recibido 12 millones de bolivianos (más de un millón y medio de dólares) entre 2017 y 2018 por ocho contratos realizados de forma irregular, según el medio español Ok Diario.

Da la casualidad de que hace unos días dicha empresa borró su web en plena investigación de la Justicia boliviana. De hecho, ayer Quiroga señaló que uno de los refugiados en la Embajada de México, el exministro de Justicia Héctor Arce, «fue el que le pagó decenas de miles de euros de plata venezolana y plata boliviana a los socios de Pedro Sánchez, los señores de Podemos». Podéis ver aquí el vídeo completo de la rueda de prensa ofrecida ayer por Quiroga:

Tuto Quiroga@tutoquiroga

TQ, 28-diciembre, Cochabamba, comentarios sobre neocolonialismo criminal de Pedro Sánchez en #Bolivia https://www.pscp.tv/w/cNdUrTE0MDM4MjUwfDFsUEtxZVhQZ3ZtS2KKDFjzsOLLpAbylxsyfcHxd2KEiiIrqn0a6y-uYQfROw== …Tuto Quiroga @tutoquirogaTQ, 28-diciembre, Cochabamba, comentarios sobre neocolonialismo criminal de Pedro Sánchez en #Boliviapscp.tv3.49714:48 – 28 dic. 2019Información y privacidad de Twitter Ads3.461 personas están hablando de esto

El líder de Podemos pidió a Sánchez dar asilo a Evo Morales en España

Hay que recordar, además, que en noviembre Pablo Iglesias, líder de Podemos, apoyó a Evo Morales después de su renuncia tras estallar un enorme escándalo de fraude electoral en las elecciones generales bolivianas del 20 de octubre. Podemos incluso pidió al Gobierno de Sánchez que ofreciese asilo a Evo Morales, calificando como «golpe de Estado» la salida del exmandatario boliviano del poder tras su propia renuncia por el citado escándalo. Tanto Pablo Iglesias como el expresidente Zapatero participaron en febrero de 2018 en un acto de apoyo a Evo Morales en MadridEs imposible no ver la sombra de las amistades peligrosas de Pedro Sánchez y del PSOE en esta grave crisis diplomática. Y es que Sánchez ha buscado el apoyo de la ultraizquierda para gobernar, sin importarle que Podemos esté vinculado con regímenes tan siniestros como los de Venezuela, Irán, Nicaragua y también con un déspota como Evo Morales.

El expresident socialista español y miembro del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, junto a Evo Morales en Bolivia en julio de 2019. Zapatero se ha convertido en uno de los mayores defensores españoles de los regímenes de ultraizquierda en Hispanoamérica (Foto: Efe).

¿Qué hacía una diplomática española en esa embajada en plena tensión entre Bolivia y México?

A pesar de lo señalado por la Cancillería boliviana, que los policías españoles fuesen enmascarados no es lo grave de este incidente. A fin de cuentas, son miembros del GEO y sus identidades son materia reservada. Que fuesen armados o no es algo que corresponde aclarar, pero en todo caso, esos policías se limitan a cumplir órdenes. Lo importante de esta cuestión es qué pintaba una diplomática española yendo de visita a la Embajada de México en plena tensión entre ese país y Bolivia, sabiendo -porque los medios locales llevaban días publicándolo- que la legación mexicana está custodiada por la Policía boliviana al haber dado refugio a personas acusadas de delitos muy graves.

La fuga de Hugo Carvajal y el narcotráfico chavista entre Venezuela y México

A este incidente hay que añadir la bochornosa fuga de España hace un mes y medio del exjefe de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal, acusado de narcotráfico por Estados Unidos. Washington tachó dicha fuga -con razón- de «una gran vergüenza, por supuesto, para el Gobierno de España». Este bochornoso incidente también provocó escándalo entre la oposición española: el presidente de Vox, Santiago Abascal, señaló su sospecha de que Sánchez hubiese facilitado esa fuga «para complacer a Pablo Iglesias».

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (también conocido como AMLO), con el dictador venezolano Nicolás Maduro hace un año. López Obrador se ha convertido en uno de los escasos aliados de la dictadura chavista en Hispanoamérica (Foto: AFP).

Recordemos que Carvajal había facilitado el transporte de 5,6 toneladas de cocaína desde Venezuela a México, y que el tráfico de drogas desde y hacia Venezuela ha aumentado más de 50% con Nicolás Maduro, que ha convertido al régimen chavista en una narcodictadura en toda regla. Casualmente, el presidente de México, el ultraizquierdista López Obrador, que apoya al régimen de Maduroanunció en febrero que pondría fin a la guerra de México contra el narcotráfico, una declaración que desató la polémica dentro y fuera de ese país.

Ciertamente, las amistades internacionales de la izquierda española apestan cada vez más, y los escándalos se van acumulando, provocando el descrédito de España ante el mundo.

*Artículo publicado originalmente en Contando Estrelas

Comentarios

Comentarios

Nacido y residente en Vigo. Diseñador web y gráfico con 18 años de experiencia, aficionado a la fotografía y bloguero. Publica desde 2004 el blog "Contando Estrelas", en el que ha escrito más de 9.000 artículos sobre temas de actualidad, cultura, defensa y nuevas tecnologías. Participa desde hace muchos años en el movimiento cívico: es socio de HazteOir.org desde 2003, socio de Galicia Bilingüe desde sus inicios en 2007, miembro de la Red Liberal desde 2008 y colaborador de CitizenGO desde 2013. Admirador de J.R.R. Tolkien, su pseudónimo es una palabra en idioma quenya (la lengua élfica creada por el escritor británico) que significa "observador de estrellas”.