Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y la campaña de Chrysallis .
Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, y la campaña de Chrysallis .

El Centro Jurídico Tomás Moro se ha pronunciado sobre la campaña de manipulación a la que los partidos políticos y determinas asociaciones del Lobby LGTB están sometiendo a la sociedad civil, a raíz del autobús lanzado por la plataforma HazteOir.org con el lema ‘Los ninos tienen pene. Las ninas tienen vulva’.

En este sentido, el Centro de Derecho denuncia que han manipulado el lema de la campaña y directamente han decidido ignorar la última parte del lema publicitario, que dice: «No permitas que manipulen a tus hijos en el colegio. Infórmate con el libro que no quieren que leas. Pídelo gratuitamente en www.EllibroProhibido.com«.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

«Esta última frase del mensaje acredita que, en efecto, que la campaña va dirigida a los padres que no comparten la ideología de género y no a los ninos transexuales» ha señalado.

La ley LGTB de Cifuentes «no contó con valoraciones de expertos sanitarios ni con la opinión de la comunidad educativa»

El mismo centro ha recordado que cuando el 17 de marzo la Asamblea de Madrid aprobó la Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación de la Comunidad de Madrid «no contó con valoraciones de expertos sanitarios ni con la opinión de la comunidad educativa».

Asimismo, ha señalado que «los Partidos Políticos, sumisos a las imposiciones ideológicas del Lobby LGTB, han ignorado sistemáticamente la declaración del Colegio Americano de Pediatras de Estados Unidos en la que afirmaban categóricamente que la ideología de género hace daño a los ninos».

En cuanto a la campaña lanzada por la Asociación de Familias de Menores Transexuales Chrysallis en la que se podía leer «hay ninas con pene y ninos con vulva», y en cuyo faldón se sostenía que «la tasa de intento de suicidio entre los adultos transexuales a quienes se les negó su identidad en la infancia es del 41%«,  el Centro Jurídico Tomás Moro pidió a este colectivo la fuente de la que había extraído este último dato.

Sin embargo, Chrysallis no respondió, por lo que los abogados del Centro han indicado que el dato estadístico fue «adulterado».

A reglón seguido, el Centro de Derecho Tomás Moro señala que «este colectivo ha ocultado que son escasos los estudios científicos que avalan el valor terapéutico de los tratamientos para retrasar la pubertad o modificar las características sexuales secundarias en adolescentes y que no existen pruebas de que a todos los ninos con pensamientos o conductas de género atípicas haya que animarles a convertirse en transgénero».

En este contexto, el presidente del Centro Jurídico Tomás Moro, Javier Mª Pérez-Roldán sentencia que «los poderes públicos, en vez de emplear toda su energía en perseguir y acosar al Disidente de la verdad oficial que quieren imponer, debería esforzarse en ser más transparentes».

Pérez- Roldán: «Deberían explicar por qué en temas tan delicados como la salud de los menores, se niegan por sistema a solicitar la opinión de la ciencia y de expertos sanitarios»

También añade que las instituciones públicas «deberían explicar porque en estas materias, cuando tocan temas educativos, no llaman nunca a ninguna asociación del ámbito de la educación».

«Deberían explicar, también, por qué tratando sobre temas tan delicados como la salud de los menores, se niegan por sistema a solicitar la opinión de la ciencia y de los expertos en salud».

Y añade que «la mayoría social entiende que el debate sobre estos temas no deber abordarse nunca desde la imposición ideológica, sino que debe abordarse desde la ciencia y el conocimiento, sin tener miedo a ello».

 

Comentarios

Comentarios