Los doce líderes independentistas acusados por el golpe de estado en Cataluña, en el banquillo del Tribunal Supremo. /EFE
Los doce líderes independentistas acusados por el golpe de estado en Cataluña, en el banquillo del Tribunal Supremo. /EFE

El exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras; el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart; el expresidente de la ANC, Jordi Sànchez, y los exconsellers Joaquim Forn y Raül Romeva no saldrán de prisión el miércoles por orden de la jueza, ha explicado la Conselleria de Justicia en un comunicado.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 5 de Cataluña ha tumbado este martes el tercer grado para todos ellos a raíz de un recurso de la Fiscalía, y ha ordenado su reingreso en prisión al aceptarla suspensión inmediata.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La decisión de la jueza implica que volverán a estar clasificados en segundo grado, y las juntas de tratamiento de las prisiones «deberán estudiar cada uno de los casos y tomarán las decisiones que consideren oportunas» sobre su régimen de vida.

Hasta que progresaron a tercer grado, todos ellos estaban clasificados en segundo grado y usaban el artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario para salir de prisión entre semana para trabajar o hacer voluntariado.

La Fiscalía se opuso a la aplicación del 100.2 en los casos de Sànchez, Cuixart y Forn, y la Audiencia de Barcelona envió el jueves estos recursos al Tribunal Supremo (TS), que ya tumbó el 100.2 de la expresidenta del Parlament Carme Forcadell.

Torra tilda de «hostilidades» la aplicación de la Justicia

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «parar las hostilidades» si quiere retomar el diálogo para desencallar la situación política en Cataluña.

En una declaración institucional desde la Generalitat, ha insistido en que para volver a la mesa de diálogo «hará falta que antes demuestre que tiene la firme voluntad de parar las hostilidades contra el movimiento independentista», tras la suspensión del tercer grado.

«Quizás creen que con esta decisión han derrotado a alguien. Al contrario. Nos hacen más fuertes, refuerzan nuestras razones y nos invitan a prepararnos mejor para definitivamente dejar de ser prisioneros de un Estado autoritario que no acepta la voluntad democrática de los catalanes», ha advertido.

Comentarios

Comentarios