Desde hace dos semanas Nicolás Maduro, dictador de Venezuela, ha venido incrementando su ofensiva diplomática, en especial contra Colombia.

Así, decretó la realización de maniobras militares en la frontera colombo venezolana, coincidiendo esta orden con la declaratoria de guerra contra Colombia por parte de los jefes de  las FARC Iván Márquez, Jesús Santrich , Hernán Darío Velázquez alias el Paisa y Henry Castellanos alias Romaña, entre otros. Todos ellos señalados de dirigir el cártel de narcotráfico de las FARC que manejan millonarios negocios y que están protegidos por Maduro dentro del territorio Venezolano.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

A esta guerrilla de las FARC se adiciona la del ELN, que no ha tenido proceso de paz y que no solo maneja el narcotráfico sino una amplia red de extorsiones en las regiones productoras de petróleo del país, con voladura de oleoductos en promedio de 3 mensuales para las compañías que no pagan las extorsiones. Estos atentados han generado un desastre ecológico pues el crudo que fluye después de la voladura se vierte en los ríos de la Orinoquia, con graves daños a la flora, fauna y los ríos de la zona. En total los atentados suman el equivalente a 5 desastres del buque exxon valdez que naufragó en Alaska hace algunos años. Llama la atención que los grupos ecologistas no digan ni una palabra de este desastre.

Maduro ha señalado que son bienvenidos estos grupos guerrilleros y los ha declarado luchadores de la justicia y de la paz. ¡Vaya contradicción!.

La dictadura Venezolana se apoya mientras tanto  en la tecnología militar proveída por los Rusos de Putin y los préstamos de China.

La pregunta que flota en el aire es si se atreverá a realizar un ataque contra Colombia para generar apoyo “patriótico” de los venezolanos a su gobierno o solo es un mensaje para las mafias de guerrilleros y  narcotraficantes de  que Venezuela es su santuario y Maduro está ahí para protegerlos frente a cualquier ataque de Colombia o los Estados Unidos.

Entre tanto Guaidó ha decidido suspender los diálogos con la dictadura y  la gente sigue escapando todos los días de aquel país a Colombia,  buscando desesperadamente un nuevo horizonte que les permita sobrevivir.

Se estima que para finales de este año habrá casi dos millones de venezolanos solo en territorio Colombiano.

¿Hasta donde soportará la dictadura de Maduro?

¿Por cuanto tiempo China y Rusia seguirán apoyándolo?

¿Hasta donde podrá soportar Colombia esta inmigración masiva?

Son preguntas que solo el tiempo podrá resolver.

Comentarios

Comentarios