Manifestación por la Unidad de España en Barcelona /SCC
Manifestación por la Unidad de España en Barcelona /SCC

Son muchos los catalanes que están hartos de desafío independentista. Tan hartos, que el manifiesto ‘Los otros catalanes’ que publicó en agosto un lector de El Periódico se ha convertido en un fenómeno viral que todavía se comparte por Whatsapp un mes después.

En él no se habla de si apoyan la secesión catalana o no, sino de la utilización de los políticos, de la violencia de los radicales, de la ilegalidad de los interesados, y de que al final, como en todo en esta vida, los perjudicados siempre son ‘los normales’.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Gente normal que tiene sus ideas, pero que al final su vida consiste en ir a trabajar, sacar adelante a su vida e intentar ser feliz a pesar de las dificultades, y que esta harta de ver como aumentan sus problemas por un proceso imposible de realizar, aunque muy ventajoso para algunos.

El texto íntegro dice:

Somos los otros catalanes: los que cuando vamos a manifestaciones nos comportamos como personas civilizadas, los que nunca colocaremos ninguna bandera en el balcón; somos tranquilos, tolerantes, trabajadores, pacíficos, discretos y amigos de nuestros amigos; queremos tener salud, amor y trabajo, como todo el mundo; creemos en la familia y en el esfuerzo personal y no en la donación y subvención para conseguir las cosas; amamos la paz y la libertad.

Aborrecemos la corrupción, la violencia, el abuso de poder, la manipulación y la mentira.

Somos bilingües sin complejos; hacemos ‘zapping’ sin problemas por todas las opciones y la película que vimos ayer ya no recordamos en qué idioma la oímos (catalán o castellano).

Nos gustan los deportes y animamos igualmente a Nadal, Ferrer, Lorenzo, Alonso, al Barça, al Español y a la Selección, y nos da igual si el gol lo mete un catalán o un manchego cuando competimos por la copa de Europa o el Mundial. Y por respeto no pitamos el himno de España, ni ningún otro.

Estamos hartos del ‘procés’ y del politiqueo en general con tanta mentira. Votamos al menos malo o por descarte.

Aborrecemos a quienes fomentan las fobias entre territorios, sean del color que sean, de aquí  o de cualquier otro sitio, para ganar cuatro votos, mantener la poltrona y seguir llevándose el caldo calentito a cuenta de todos.

¿No tendrían que trabajar todos para sacarnos de esta crisis, dejarse de historias y no confrontarnos unos con otros?

No creemos que la independencia sea la solución a todos nuestros problemas: no somos tan ingenuos; consideramos que la política de confrontación y sus líderes son precisamente parte del problema.

¿Por qué está todo tan crispado? ¿No tendrían que trabajar todos para sacarnos de esta crisis, dejarse de historias y no confrontarnos unos con otros? Creo que muchos pensamos así, pero no se nos ve ni se nos oye: somos ‘los Otros’. Y aunque saben que estamos nos ignoran por no pensar como ellos.

Tras el próximo fracaso del 1 de octubre habrá nuevas elecciones autonómicas. Informad a todos los que formamos parte de ‘los Otros’, a vuestros conocidos, a los indecisos, a los que piensan que esto no va con ellos, que de nuestro voto en las citadas futuras elecciones autonómicas depende que Cataluña siga siendo feudo de unos cuantos que basan su discurso en el odio a los demás pueblos de España, adoctrinando en las escuelas a nuestros niños y difundiendo propaganda y mentiras en los canales autonómicos y en los otros medios comprados con subvenciones pagadas con nuestro dinero. Exijamos que los constitucionalistas lo sean por encima de los intereses de sus partidos.

¡Viva Cataluña!

Vamos a demostrar a quienes lideran el ‘procés’ que en el mundo somos catalanes y españoles. Vamos a demostrarles que no nos hemos creído la vil mentira de que “España nos roba” cuando los únicos que nos han estado robando son ellos: nuestros recursos, nuestro dinero, nuestro orgullo y nuestra dignidad, intentando vanamente hacernos sentir inferiores y de segunda. Vamos a decirle a ellos y al mundo que ya basta de muestras de odio, intransigencias y amenazas de sanciones para quien no colabora o piensa como ellos. Vamos a frenar esta aventura que solo nos ha traído y traerá más pobreza económica e intelectual y más crisis a pesar de que nos prometen el paraíso.

Porque amamos Cataluña, porque amamos España, porque queremos seguir siendo europeos, ¡viva Cataluña!

Comentarios

Comentarios