Richard Branson en uno de sus trenes Virgin

Los trenes de la compañía Virgin que viajen por la coste Este de la Islas Británicas ya no tendrán como pasajero al tabloide Daily Mail, censurado por el multimillonario Richard Branson, ante determinadas opiniones del periódico.

Según aseguró un portavoz de la compañía, en Virgin revisan el material que venden en los trenes muy a menudo, y últimamente la gente no estaba contenta con este periódico.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Ha habido una gran preocupación por parte de los colegas sobre la posición editorial del Mail en temas como la inmigración, los derechos LGBTI y el desempleo. Este documento no es compatible con la marca Virgin ni con nuestras creencias” asegura Drew McMillan, jefe de comunicación.

Por ello, desde el pasado mes de noviembre la compañía dejó de encargarlos y ha sido ahora cuando se ha quedado sin ningún ejemplar en sus trenes.

Theresa May, Boris Johnson, Nicolas Farage e incluso Jeremy Corbyn han calificado la acción de censura

La reacción del periódico no se ha hecho esperar, y han acusado a la compañía de censura a la vez que han apuntado a que detrás del veto están las críticas del medio al multimillonario Branson por sus últimas decisiones empresariales.

De línea editorial conservadora, el  Daily Mail es el segundo periódico más leído en Reino Unido, detrás de The Sun, con una tirada próxima al millón y medio de ejemplares.

La política alza la voz

Los políticos de todos los partidos no han dudado en pronunciarse y criticar la decisión de Virgin.

Theresa May, Boris Johnson, Nicolas Farage e incluso el líder laborista Jeremy Corbyn han calificado la acción de censura.

La Sociedad de Editores también ha protestado por la medida y muestra su preocupación por la decisión tomada ya que “huele a censura”.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.