EUROPA PRESS. El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha subrayado este miércoles que «la voz de las víctimas» ayudará a deslegitimar el discurso terrorista y a dejar claro que los terroristas «no son soldados de una causa» sino que «son criminales».

«El terrorismo es un totalitarismo destructivo que tiene el objetivo de acabar con el pluralismo y crear sociedades homogéneas, cerradas e intolerantes. Las víctimas nos ayudan a reducir el atractivo del discurso terrorista y a movilizar a la sociedad en su contra», ha dicho Margallo en su discurso en la reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU con víctimas del terrorismo.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Con esta iniciativa, explicó, el Gobierno pretende que la voz de las víctimas «llegue a todos los rincones del mundo» para así ayudar a generar un relato alternativo y anula las «supuestas motivaciones políticas o sociales de los terroristas». «Su sufrimiento nos muestra el verdadero rostro del terrorismo, el rostro inhumano del odio y del desprecio por la vida», ha remarcado.

Contra la radicalización terrorista 

Es más, confía en que su relato ayude a reducir la radicalización y el reclutamiento, así como a «combatir la propaganda de incitacion a la violencia y de glorificación de los actos terroristas».

El jefe de la Diplomacia puso como ejemplo de esa «lucha desigual, pero justa» el caso de España, donde el activismo de las víctimas consiguió implicar a la sociedad civil y supuso «uno de los factores del debilitamiento de ETA».

En ese punto, ha aprovechado para recordar la reciente intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Consejo de Seguridad de la ONU, en un debate sobre mujeres y conflictos, y resaltó que las mujeres «tienen un papel clave en la lucha contra el extremismo violento».

«Estamos para decirle al terrorista que no es un héroe»

Margallo ha recalcado que esta sesión del Congreso «no es para prestarles atención a los terroristas», sino para «honrar y conmemorar a sus víctimas». «Estamos aquí para decirle al terrorista que pone una bomba o aprieta un gatillo por la espalda que no es un héroe», ha manifestado.

Margallo ha subrayado que «el principio del fin de ETA» estuvo en la movilización social que provocó el asesinato de Miguel Ángel Blanco. El ministro centró su discurso en la experiencia de España con ETA, a la que ha descrito como «en estado terminal» pero también como «manifestación especialmente sangrienta e insidiosa de una hidra con múltiples cabezas» entre las que hoy «el terrorismo yihadista ocupa un lugar de infame privilegio», que se cobró 3.000 víctimas mortales en Estados Unidos y 190 en Madrid.

En su intervención, el ministro ha dedicado un recuerdo especial a tres víctimas de ETA: al concejal del PP Miguel Ángel Blanco, a la niña de 22 meses Begoña Urroz, que fue la primera víctima de la banda en 1960; y al político de la UCD Juan de Dios Doval, asesinado en 1980, porque había sido su «compañero y amigo de la infancia» en San Sebastián.

Miguel Ángel Blanco, el inicio de una etapa

Margallo detalló que la muerte de Miguel Ángel Blanco «marcó el inicio de una nueva era en la España democrática» porque los «amigos de los terroristas, ebrios de sangre», tuvieron que enfrentarse a «miles de ciudadanos que, pacíficos y serenos, les gritaron a la cara que eran unos cobardes y que no les tenían miedo y que su impunidad llegaba a su fin».

De este modo, ha rendido homenaje al «legado de Miguel Ángel Blanco», el hecho de que «muchos ciudadanos del País Vasco, por vez primera perdieron su miedo» y eso «fue el principio del fin de ETA».

«Frente a su terror, frente a su culto a la muerte, los españoles, sin distinción de ideologías o credos, les respondimos a los terroristas con nuestro amor a la vida, con el valor y con el peso de la ley, con el poder de la palabra y con la firmeza de nuestras convicciones democráticas. Con esas armas, con todas ellas, pero sólo con ellas, les hemos vencido», ha proclamado.

Comentarios

Comentarios