Pedro Sánchez, secretario general del PSOE.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, busca superar el legado de su antecesor José Luis Rodríguez Zapatero, con una reforma de la Ley de Memoria Histórica imposible de cuestionar y más ideologizada todavía. Un proyecto totalitario que no sólo tergiversa la Historia sino que supone una seria amenaza para quienes se atrevan a disentir.

Por eso, más de 15.500 ciudadanos ya han pedido a los grupos parlamentarios del Partido Popular y Ciudadanos que paralicen y no admitan a trámite esta ley presentada por los socialistas en el Congreso de los Diputados.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La proposición ya ha sido apoyada por Podemos por lo que su aprobación depende de los votos de los populares y del partido liderado de Albert Rivera.

A través de una petición difundida por HazteOir.org con el título ‘La memoria histórica recorta tu libertad’, los portavoces parlamentarios en el Congreso de los Diputados, Rafael Hernando (Partido Popular) y Juan Carlos Girauta (Ciudadanos), han recibido miles de mensajes.

En el texto dirigido a ambos partidos se indica que «para perseguir delitos existen muchos y muy adecuados instrumentos jurídicos sin que sea necesario aprobar leyes que, al estilo de las franquistas, suponen la creación de una suerte de nuevos tribunales de orden público, denominados en la proposición del PSOE ‘Comisión de la Verdad’ y ‘Consejo de la Memoria Histórica’. En nombre de la libertad de todos, les ruego que voten no a la admisión a trámite de esta barbaridad jurídica».

Vidal: «Lo que está haciendo el PSOE es desenterrar el lenguaje del odio, la división entre españoles y el enfrentamiento»

Por su parte, el director de Campañas y portavoz de HazteOir.org, Miguel Vidal, denuncia que «lo que está haciendo el PSOE es desenterrar el lenguaje del odio, la división entre españoles y el enfrentamiento». Y sentencia: «Lo que los socialistas están diciendo con esta ley es: ¡A por ellos!».

Una ley contra las libertades

A pesar de incluir muchos puntos de dudoso -por no decir nulo- interés nacional, como otorgar la nacionalidad española a los voluntarios de las Brigadas Internacionales que llegaron a España para luchar en favor de la República, hay varios aspectos que sobrepasan lo conocido hasta ahora.

Con la nueva ley de Memoria Histórica presentada por el partido de Pedro Sánchez se podrá, entre otras cosas: eliminar todas las cruces, placas en recuerdo de mártires, monumentos y otros símbolos religiosos con la única razón ‘jurídica’ de que se puedan relacionar con Franco, porque todas las construidas entre 1936 y 1975 (artículo 27), expropiar el Valle de los Caídos (artículo 29 y ss), clausurar las asociaciones y fundaciones que sean consideradas franquistas (artículo 50).

La nueva ley también permitirá declarar nulas todas las condenas judiciales por «pertenencia, colaboración o relación con organizaciones religiosas militares y grupos de resistencia (…) durante la Dictadura»

La nueva ley de memoria histórica también permitirá declarar nulas todas las condenas judiciales por «pertenencia, colaboración o relación con organizaciones religiosas militares y grupos de resistencia (…) durante la Dictadura».

En este sentido, el director de campañas de HazteOir.org se pregunta: «¿Están hablando de ETA? Porque esta norma bien podría amparar terroristas».

Como explica el portavoz de la plataforma ciudadana, de aprobarse, «la propuesta socialista impondrá multas y otras sanciones a los propietarios privados que no retiren escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas del período 1936-1975 aun cuando estas se encuentren en recintos de propiedad privada o de la Iglesia».

«Si perdemos esta batalla, episodios tan desgarradores como el derribo de la Cruz de Callosa hace unos días se van a repetir por todas partes. Todavía tenemos tiempo para plantar cara y decir, no sólo a izquierda española, sino a todos los políticos, que nos dejen en paz con su afán liberticida», concluye el director de Campañas de HazteOir.org.

El ‘revanchismo’ de la Memoria Histórica

Uno de los últimos casos de revanchismo de esta ley ha tenido lugar en Córdoba, ya que, como denunció hace unos días La Voz de Córdoba y recogió este diario, entre los 15 cambios impulsados por el Ayuntamiento, no se encuentran la mezquita conocida como El Morabito.

Sí se planean quitar, por franquistas, las calles de José Cruz Conde -rotulada en 1927, antes de la Guerra Civil-, la del Conde de Vallellano, ministro de Fomento que auspició importantes obras en la capital o la plaza dedicada a Antonio Cañero, rejoneador que donó un terreno para la construcción de viviendas para personas sin hogar.

Pero a la mezquita ni se la nombra, a pesar de haber sido construida durante la Guerra Civil por el bando nacional como regalo a las tropas moras que apoyaron a Franco tras el alzamiento contra la II República.

También te puede interesar:

Prisión al disidente y otras 4 barbaridades de la nueva ley de Memoria Histórica del PSOE

Comentarios

Comentarios