Radiografía de un bebé. Imagen: Youtube.
Radiografía de un bebé. Imagen: Youtube.

El día después de Acción de Gracias, el Centro para el Control y Prevención de Enfedermedades (CDC por sus siglas en inglés), publicó el informe anual sobre el aborto en Estados Unidos.

El año 2014, en la ciudad de Nueva York, se abortó a más de un tercio del total de nacimientos del estado de Nueva York formado por los condados de Manhattan, el de Kings (Brooklyn), el condado de El Bronx (El Bronx), el condado de Queens (Queens) y el condado de Richmond (Staten Island).

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Sobre un total de aproximadamente 117.600 nacimientos, la ciudad tuvo 67.620 abortos, según los datos del informe.

Nacimientos en la ciudad de Nueva York en 2014. Imagen: CDC/MRC.
Nacimientos en la ciudad de Nueva York en 2014. Imagen: CDC/MRC.

En ese mismo año, la ciudad de Nueva York se llevó el premio a la tasa abortiva más alta: 34,8 abortos por cada 1.000 mujeres en edad reproductiva (15-44) con un total de 575 abortos por cada 1.000 nacidos vivos.

Los estados de California, Maryland y New Hampshire se negaron a dar sus datos

Pero no todo son malas noticias.

Según el CDC, en 2014 se registraron un total de 652.639 abortos en 47 estados, un dato que supone un descenso del 2 por ciento respecto a los datos del año anterior.

Los estados de California, Maryland y New Hampshire se negaron a dar sus datos, lo que da a entender que con ellos las cifras serían mucho más altas, especialmente en California, trinchera progresista en Estados Unidos.

Nacimientos en la ciudad de Nueva York en 2014. Imagen: CDC/MRC.
Nacimientos y abortos en la ciudad de Nueva York en 2014. Imagen: CDC/MRC.

Después de Nueva York, el segundo estado con mayor tasa de abortos es Florida, con 328 abortos por cada 1.000 nacimientos.

En cuanto a razas, los negros aumentaron su tasa abortiva de 35,6 por ciento en 2013 al 36 por ciento en 2014. Estos datos son preocupantes teniendo en cuenta que representan el 13,3 por ciento del total de la población estadounidense.

Comentarios

Comentarios