El exministro del Interior y presidente de la Fundacion Valores y Sociedad, Jaime Mayor Oreja, ha hecho un llamamiento a los sectores conservadores para «pasar a la acción» a través de la generación de un «debate cultural» frente al los dos escenarios en los que ha situado la crisis a nuestro país, «extremismo» y el «relativismo”, aunque descarta, por el momento, la creación de «una plataforma política» con ese objetivo.

Durante un acto celebrado en el auditorio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de Madrid, el que también fuera presidente del PP en el País Vasco ha pedido a aquellos que creen «en los valores cristianos de nuestra sociedad» que no actúen «con equidistancia» ante la división del escenario político de nuestra sociedad.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Algunos dicen que hay que hacer una plataforma política pero yo creo que lo primero es generar un debate cultural”, señala Mayor Oreja

“Nuestro silencio ha sido una de las razones que nos ha llevado a esta situación. Si no cambiamos de actitud nos quedaremos en terreno de nadie”, ha reivindicado.

En este sentido, el que fuera ministro del Interior ha pedido que “no nos pasemos los años opinando sobre lo que no están haciendo “los otros” o “los que no tienen nuestros valores” y “existamos por nosotros mismos”.

Además, asegura que “algunos dicen que hay que hacer una plataforma política pero yo creo que lo primero es generar un debate cultural. Y ya se verá lo demás con el tiempo. Lo primero, debemos existir”.

El evento fue presentado por el periodista Hermann Tertsch, y contó también con la intervención de María San Gil, patrona de la fundación y antigua líder del PP vasco, quien denunció cómo “todas las formaciones políticas” tratan a los representantes de EH Bildu en las instituciones «como demócratas de pleno derecho» cuando, en su opinión, siguen «defendiendo un proyecto político por el que ETA ha matado durante muchísimos años».

«Nadie habla de las consecuencias morales, sociales y políticas de 50 años de terrorismo”, ha explicado San Gil, quien ha denunciado que ahora domine en el País Vasco la idea de «ser generosos y hacer tabula rasa» sin hablar de «víctimas y verdugos», lo que considera un relato «más cercano a las ensoñaciones nacionalistas» que a la realidad.

Presentación del libro "Conferencias sobre la crisis" de la Fundacion Valores y Sociedad
Presentación del libro «Conferencias sobre la crisis» de la Fundacion Valores y Sociedad

«La mentira del País Vasco»

La expresidenta del Partido Popular vasco recordó que la nueva «convivencia» en el País Vasco «es cómoda siempre las víctimas del terrorismo no molestemos». En ese sentido, San Gil denunciaba una vez más que son quienes han sufrido la violencia en primera persona «los que ahora tenemos que callar”.

«Los códigos de convivencia están rotos porque se ha perdonado lo imperdonable y se ha tolerado lo intolerable», sentenció María San Gil. “Hemos abandonado la firmeza, los principios y hemos hecho concesiones” y afirmó que en el País Vasco “vivimos en una mentira desde hace mucho tiempo”.

Ésta la divide en tres aspectos, “la mentira de la paz”, ya que recordó que todavía hoy hay más de 300 asesinatos de la banda terrorista ETA sin resolver y sin embargo Batasuna “ha podido volver a las instituciones con aire triunfal”, “la mentira del relato”, ante la que recuerda que “nos quieren hacer creer un relato que no ha sido y los jovenes están creciendo con una historia en la que los asesinos son los héroes” y “la mentira de la convivencia” que menciona que “es cómoda si quienes hemos sufrido la violencia estamos callados”.

San Gil, parafraseando la dedicatoria del último libro de la periodista Isabel San Sebastián tuvo unas palabras de agradecimiento para «todos los que no se resignan, ni se venden, ni se callan ni se rinden” ante los relatos falaces sobre el terrorismo e hizo un llamamiento a generar reflexiones «sosegadas y profundas”.

Comentarios

Comentarios

Salmantina de nacimiento y madrileña de adopción pero con multitud de vivencias repartidas entre todos los lugares que he tenido la suerte de conocer. Cuento la historia mientras voy escribiendo la mía propia. Aprendí en la Agencia EFE, conocí la cultura oriental terminando la carrera en China y he descubierto que el mundo no tiene fronteras trabajando para la Misión Permanente de España ante las Naciones Unidas, en Nueva York. Estudié Periodismo y Administración y Dirección de Empresas y creo firmemente que detrás de cada realidad hay un porqué. Quiero contarlo. Siempre bajo una máxima: la verdad nos hace libres.