El partido de la canciller Angela Merkel, la Unión Cristianodemócrata, ha aprobado una declaración en la que propone retirar el derecho de asilo a los refugiados condenados tanto a prisión como a libertad condicional y rebajar los límites para la deportación de delincuentes.

Merkel ha cambiado de parecer después de las agresiones sexuales masivas cometidas por un millar de árabes y norteafricanos (una parte de ellos eran refugiados sirios) durante la nochevieja. Por ello es partidaria de endurecer las leyes para los refugiados que cometan delito. “Lo ocurrido en Nochevieja son repugnantes actos criminales que exigen respuestas decididas”, sostiene la canciller.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

La presión popular y las críticas al Gobierno han ido en aumento después de que se hayan registrado más de 170 denuncias de mujeres víctimas de agresiones sexuales o robos durante los alrededores de la estación de Colonia durante la nochevieja. Las propuestas del CDU, incluidas en la Declaración de Maguncia, han sido respaldadas por toda la dirección del partido.

El texto aprobado implicará que los refugiados y quienes hayan presentado una solicitud de asilo perderán sus derechos como tales cuando sean condenados a penas de prisión o a libertad condicional. Merkel también propone bajar los límites para la deportación de delincuentes extranjeros que para ser expulsados deben ser condenados a por lo menos dos años de prisión.

“La seguridad es un requisito para la libertad”, recoge el texto, que aboga por dotar de más poderes a la policía a la hora de realizar controles, reforzar la videovigilancia en estaciones y medios de transporte e incrementar las penas a quienes agredan a las fuerzas de seguridad o miembros de los servicios de emergencia.

Comentarios

Comentarios