La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha seguido los pasos de Zapatero en la implantación de la ideología de género y en la concesión de privilegios a grupos de presión minoritarios.

De este modo, Cifuentes quiere proporcionar servicios de transexualización a menores y multar con hasta 45.000 euros a los que se muestren críticos con el lobby gay. Para ello, el Gobierno de Madrid ha iniciado los trámites para la elaboración de dos leyes de Identidad de Género y de Protección contra la Discriminación por Orientación Sexual que recogerán medidas educativas, sanitarias, sociales y laborales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Estos dos anteproyectos de ley exigirán que se proporcionen servicios de transexualización a menores así como la ideología de género en los centros educativos.

En concreto, la Ley de Protección contra la Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de género, prevé beneficiar exclusivamente a los grupos que promuevan la ideología de género y sancionar a los ciudadanos que discrepen de este pensamiento, con multas que podrían llegar a los 45.000 euros.

Por su parte, la segunda de estas leyes, la denominada Ley de Identidad de Género promocionará la ideología de género en centros educativos públicos y privados.  

Además de promover servicios de transexualización y garantizar la existencia de una ‘unidad de transexualidad’ en los colegios, suministrará inhibidores hormonales a los ninos como paso previo al ‘proceso transexualizador’.

Desde HazteOir.org se ha iniciado una campaña de recogida de firmas para exigir a la presidenta de la Comunidad de Madrid que retire los dos anteproyectos de Ley con los que pretende ideologizar a los ninos y convencerles de que lo normal y bueno es cambiar de sexo.

 

Comentarios

Comentarios