Mohamed Hafid
Mohamed Hafid.

Hafid tenía una vida cómoda: mujer, hijo, trabajo, forofo del Real Madrid y militante activo del PP melillense. Eso hasta hace tres años.

Con 36 años comenzó su ‘radicalización exprés’. Se trasladó a Marruecos y desde allí operaba una red de jóvenes terroristas bajo las órdenes de Daesh cuya prioridad era cometer un atentado lo antes posible.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El pasado miércoles, en uno de sus trayectos, fue detenido por la Dirección General de Seguridad de Marruecos, dependiente del Ministerio de Interior y bajo el mando del General de División Hamidou Lâanigri.

Seis jóvenes integraban la célula bajo su mando

Antes de desaparecer, había trabajado como auxiliar en el Centro de Reforma de menores en donde impartía clase a niños en riesgo de exclusión social. Es precisamente entre estos jóvenes de 14 a 23 años donde encontró su caldo de cultivo para adoctrinar según las directrices de Daesh.

Los problemas empezaron en el último año. Comenzó a faltar al trabajo por bajas laborales, a ausentarse sin justificación y desapareció de la vida pública.

El ministro de Interior de España, Juan Ignacio Zoido, ha informado de que la red mantenía “reuniones nocturnas de ámbito restringido, donde estarían planificando ataques terroristas de gran envergadura”. Todos los integrantes de la célula han sido detenidos.

También te puede interesar:

“El yihadismo en España crecerá en diez años con la segunda generación de inmigrantes”

Comentarios

Comentarios

Compartir