Se desconoce la fecha del discurso que Pablo Iglesias pronunció ante los suyos y que reproducimos aquí para que los lectores sepan cómo piensa el líder que está a punto de cerrar un pacto de Gobierno con Pedro Sánchez.

Desde luego, es un discurso incendiario, golpista, violento, es decir, revolucionario e inconstitucional. Pero está en línea con otras alusiones similares al uso de la fuerza y al desprecio por las instituciones democráticas, que hizo en su programa de televisión La Tuerka.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así como en la concepción de la política como lucha por el poder, y como guerra Iñigo Errejon), propio de una formación de cuño marxista, revolucionaria y antisistema como es Podemos. Lo dejó escrito el propio Iglesias, «el poder está por encima de la ley»

En esta grabación, el líder de Podemos habla de fabricar cócteles molotov, tomar las armas y practicar la gimnasia revolucionaria. Además insulta a la Guardia Civil y deslegitima la representación parlamentaria. Iglesias afirma que va a las instituciones «a montar el pollo».

-Desprecio a la soberanía popular: «Que el tuyo (el parlamento español) representa los intereses de clase, como decía Engels, yo en todo caso voy allí a liarla»

Sus frases no tienen desperdicio: «Para mí la representación no implica ningún compromiso, que el tuyo (el parlamento español) representa los intereses de clase, como decía Engels… Yo en todo caso voy allí a liarla y a transmitir el espíritu de los movimientos sociales a los parlamentos. Yo voy en camiseta a las instituciones y voy ahí a montar el pollo«.

Pero tiene claro que aspira al poder. «No gobernaremos nunca si no tenemos la mayoría absoluta para gobernar, porque no se puede pactar para gobernar. ¿Podemos tener mayoría absoluta? Por supuesto que sí, es cuestión de tiempo«.

-Incitacion al terrorismo: «Hay que practicar la gimnasia revolucionaria… supongo que muchos de vosotros sabréis fabricar cócteles Molotov, de los que incendian y de los que explotan»

Aunque para ello tenga que recurrir a la violencia: «Hay que practicar la gimnasia revolucionaria… Yo supongo que muchos de vosotros sabréis fabricar cócteles Molotov, de los que incendian y de los que explotan»

-Desprecio al Estado de Derecho: «La clave del poder no está en las instituciones, está en nuestras pelotas, está en la calle…»

«La clave del poder no está en las instituciones, está en nuestras pelotas, está en la calle… ocupamos las fábricas y además ocupamos para vivir, ayer lo decía una compañera de la PAH (Plataforma de afectados por la Hipoteca). Yo sé que la mayoría de los que estáis aquí pagáis un alquiler o una hipoteca. Compañeros, hay que vivir ocupando, hay que arriesgarse, tenéis que convertir vuestra vida en una experiencia revolucionaria«.

-Insulto a la Benemérita:  «La Guardia Civil, esa institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante»

«No podemos entrar en esa lógica mercantil de compra y vende. Y el servicio de orden no está solamente para repeler una agresión fascista, está para defenderse de la Guardia Civil. Cuando vengan a desalojarnos, por supuesto, si nos pegan, no vamos a ir a un juzgado o a un cuartel de la Guardia Civil, esa institución burguesa que protege los intereses de la clase dominante. Nosotros hacemos política masculina, con cojones».

-Incitacion a la rebelión en armas: «Se avecina una crisis terminal del capitalismo y tendremos que estar preparados para tomar las armas»

«Y de vez en cuando, aquí en vez de dedicaros a beber os estaréis entrenando, porque se avecina una crisis terminal del capitalismo y tendremos que estar preparados para tomar las armas»

– Apología de la violencia: «Los de izquierdas de verdad llevamos cascos y escudos y estamos en primera línea de manifestación»

«Recuerdo en la calle Génova, los del MRG [Movimiento de Resistencia Global] íbamos con escudo y casco y cuando volvíamos después de ese épico momento de choque masculino con los antidisturbios, veíamos a los compañeros del espacio alternativo que estaban en Izquierda Unida, eran ‘redforce’, estaban ahí con los de la LCR y era como, ¿qué? Es que los de izquierdas de verdad llevamos cascos y escudos y estamos en primera línea de manifestación».

Comentarios

Comentarios