Las pandillas y bandas son un grave problema de seguridad en París / Youtube
Las pandillas y bandas son un grave problema de seguridad en París / Youtube

París ha entrado en una espiral de violencia callejera y descontrol inmigratorio muy semejante al que sufre también Suecia con pandillas que se dedican a asaltar a transeúntes y a atacar establecimientos que les hacen frente para evitar robos.

Un gran número de residentes y empresarios de las zonas altamente pobladas de La Chapelle, Goutte-d’Or y Barbès han exigido al gobierno que actúe con urgencia y determinación para detener a pandillas de inmigrantes menores de edad, la mayoría marroquíes.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según informa Le Parisien, la petición cuenta con más de 1.600 firmas. Muchos de estos adolescentes entre 14 y 17 años son también adictos a las drogas en lo que supone ya un problema de salud y seguridad pública.

Por otro lado, 257 comerciantes también han firmado una petición conjunta destacando el creciente número de robos a sus tiendas, así como a los clientes. En algunas ocasiones los robos son diarios.

El norte de París también se ha convertido en un epicentro de violencia en los últimos meses

Una residente consultada por el medio francés France bleu, Mireille, afirma que ella y su hija de 15 años han sido atacadas por estas pandillas. “La primera vez que nos atacaron fue un domingo por la noche, tres pandilleros nos siguieron y uno de ellos se abalanzó sobre el cuello de mi hija para robarle el collar”, señaló. “Al día siguiente denunciamos pero es muy injusto el no poder caminar libremente por nuestro barrio”, apuntó.

El Gobierno de la ciudad pone parches, no soluciones

El Ayuntamiento de París ha intentado paliar estos problemas que se han incrementado en los últimos años destinando centenares de miles de euros en abrir centros de ayuda para sacar a los jóvenes inmigrantes de las calles. La sorpresa: no muestran ningún interés en ellos y no acuden a no ser que sea obligatorio, lo que tampoco sirve de nada en aras de la integración.

La violencia entre grupos de inmigrantes también está aumentado. A principios de este año, varios esrilanqueses atacaron a otro cortándole un brazo con un machete. El norte de París también se ha convertido en un epicentro de violencia en los últimos meses, incluido un ataque brutal a principios de este año en un restaurante en Le Chapelle en el que migrantes de Sri Lanka escamaron otro srilankés y le cortaron el brazo con un machete. En febrero, tres africanos fueron detenidos por canibalismo.

También te puede interesar: 

Cientos de islamistas salen a la calle en París al grito de “Alá es grande”

Comentarios

Comentarios

Compartir
De Ciencias pero amante -y fiel- de las Letras. Licenciado en Periodismo y Comunicación Audiovisual, ambas por la Universidad CEU San Pablo de Madrid. Forjado en redacciones de papel, ha evolucionado al mundo digital pasando por TV. Devorador de libros, animal político y analista, cuando le dejan.