La ministra de Sanidad, Carmen Montón.
La ministra de Sanidad, Carmen Montón.

Los estudiantes que elijan estudiar alguna de las titulaciones de Ciencias de la Salud en una de las tres universidades privadas de la Comunidad Valenciana no podrán hacer prácticas en hospitales públicos a partir del curso que viene.

En concreto, quienes inicien los estudios de Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Biotecnología, Farmacia o Psicología Clínica en el CEU San Pablo, la Universidad Católica de Valencia o la Universidad Europea sólo podrán llevar a cabo su fase de preparación en hospitales privados acreditados para la docencia universitaria.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Así lo han asegurado los consejeros de Sanidad y de Educación, Carmen Montón  y Vicent Marzà, respectivamente, en una rueda de prensa en la que también ha estado presente el rector de la Universidad de Valencia.

El objetivo de esta decisión es «poner orden en el caos administrativo heredado de la anterior administración» de los populares, caracterizado por una situación «irregular» con «convenios caducados» con centros privados y funcionarios públicos. Por ello, no se estaba cumpliendo la Ley de incompatibilidades al utilizar horas de su trabajo en el sistema de salud público para tutorizar a alumnos de una universidad privada.

En este sentido, tal y como recoge El Mundo, los consejeros ha defendido que con esta medida el Gobierno valenciano «cumple la legalidad» y el Real Decreto 420/2015. Este último determina, entre otros aspectos, que un hospital universitario sólo podrá estar vinculado a una única universidad para impartir formación en una misma titulación.

Para ello, esta situación se regulará en los nuevos conciertos en los que ya se empieza a trabajar. Asimismo, la nueva normativa afectará a los nuevos matriculados en las universidades privadas, pero el consejero de Educación ha asegurado que todos los alumnos que ya han comenzado sus estudios no estarán afectados con esta decisión.

«Habrá que firmar acuerdos entre las universidades públicas y las privadas para seguir con unas prácticas y unos estudios que los estudiantes iniciaron sin tener conocimiento de esta grave situación», ha garantizado Marzà.

Comentarios

Comentarios