Carles Puigdemont desde Bruselas
Carles Puigdemont desde Bruselas

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont aseguró este martes que «nunca» abandonará el Gobierno de Cataluña, que acepta las elecciones autonómicas del 21 de diciembre y sus resultados, y pidió al Gobierno que haga lo mismo.

«Nunca abandonaremos el Gobierno y vamos a seguir trabajando», dijo Puigdemont en una comparecencia ante la prensa en Bruselas en la que preguntó al Gobierno de Madrid si respetará el 21 de diciembre los «resultados mayoritarios de las fuerzas independentistas».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

No especificó si se presentará él o no a las elecciones convocadas por el Gobierno a través del artículo 155, pero insistió una vez más en que toda la culpa la tiene el Estado, que ellos siempre han ofrecido diálogo y que ha viajado a Bruselas porque se preparaba un plan violento contra él y ha querido evitar la confrontación.

En un discurso en el que ha hablado en francés, catalán y español, Puigdemont reiteró que su Gobierno sigue vigente a pesar de su cese, pidió a los funcionarios y a los «que defendieron los colegios el 1 de octubre, que defiendan de nuevo el Gobierno catalán», y afirmó que no pedirá asilo político.

Ante la pregunta de si estarían dispuestos a pasar 30 años en prisión por su causa secesionista, la repuesta fue otro interrogante: «¿Sería un juicio justo?»

Luego, respondió a cinco preguntas -solo una de un medio español, TV3- en las que repitió su acusación de que ha sido la violencia del Gobierno y la policía española la que les ha obligado a huir a Bruselas.

Y ante la pregunta de si estarían dispuestos a pasar 30 años en prisión por su causa secesionista, la repuesta fue otro interrogante: «¿Sería un juicio justo?». Y es que Puigdemont reitero la idea de que el fiscal general, José Manuel Maza, no busca justicia, sino venganza.

Comentarios

Comentarios