Vox se querella contra el diputado de Podemos Pablo Echenique por alentar protestas contra la detención del delincuente reincidente Pablo Hasel
Vox se querella contra el diputado de Podemos Pablo Echenique por alentar protestas contra la detención del delincuente reincidente Pablo Hasel

La Vicesecretaría Nacional Jurídica de Vox ha presentado una querella contra el portavoz de Podemos en el Congreso Pablo Echenique por incitar a la violencia y a la comisión de delitos en las algaradas callejeras perpetradas en algunas de las principales ciudades de España tras la detención y encarcelamiento del delincuente reincidente conocido como Pablo Hasél.

En concreto, la querella contra Echenique se interpone «por haber alentado e indicado de forma clara la realización de estas graves acciones violentas, y con ello cometer un delito de incitación a la comisión de delitos de alteración del orden público» incluso en su modalidad agravada.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Según detalla en una nota pública, la formación «denuncia a los autores materiales e intelectuales de las concentraciones celebradas desde el día 15 de febrero de 2021» por la comisión de actos que podrían ser constitutivos de delitos de desórdenes públicos, daños, lesiones y atentados a la autoridad tipificados en el Código Penal y al dirigented de Podemos «por el delito de distribución o difusión pública de mensajes o consignas para realizar los delitos».

Vox no descarta que tras la investigación judicial «pudiera resultar acreditada conexión necesaria para su calificación como actos terroristas y/o vinculada a organización criminal», por lo que la causa presentada en los juzgados de instrucción de Madrid debería ser remitida a la Audiencia Nacional y, en el caso del diputado Echenique, al Tribunal Supremo.

La formación liderada por Santiago Abascal subraya que hay doctrina constitucional suficiente por la que los hechos analizados pudieran se calificados como «actos terroristas» en la medida en que han tenido como fin «la creación de alarma y perturbación social grave» y por ser «sistemáticos, reiterados e indiscriminados».

Comentarios

Comentarios