Carles Puigdemont, líder de la rebelión separatista en Cataluña/Efe
Carles Puigdemont, líder de la rebelión separatista en Cataluña/Efe

Las reacciones a la captura del expresidente de la Generalitat fugado llegaron de inmediato entre los diferentes representantes públicos quienes, desde su posición, apenas se han salido de las esperadas declaraciones institucionales. No así los ciudadanos, en especial en las redes sociales, que han tirado en su mayoría de ingenio.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha celebrado la detención del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont: «Se acabó la fuga del golpista». En un apunte en Twitter recogido por Europa Press, ha asegurado que «intentar destruir una democracia europea, saltarse las leyes democráticas, romper la convivencia o malversar dinero público para ello no puede gozar de impunidad».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

El dirigente del PP en Cataluña, Xavier García Albiol, ha asegurado a través de su cuenta de Twitter que «el planeta Tierra no es lo suficientemente grande para esconderse del Estado de derecho en una democracia» y que la detención del golpista prófugo demuestra que «España es un país de la Unión Europea».

Elsa Artadi ha asegurado que “España no garantiza un juicio justo, solo venganza y represión”

La presidenta del PDeCat, Neus Munté ha propuesto «ensanchar el frente por la democracia» frente a las actuaciones judiciales contra el golpe secesionista. Al tiempo que ha defendido no hacer «ninguna renuncia a un objetivo tan compartido como el de la independencia”. La coordinadora general de la formación, Marta Pascal, reclamó «emular la serenidad con que ha asumido los momentos graves que le ha tocado liderar» a Carles Puigdemont; y el coordinador de Organización, David Bonvehí, aseguró que «pase lo que pase, continuaremos persistiendo. En el PDeCat estamos para lo que haga falta».

Desde la plataforma electoral JxCat, Elsa Artadi ha asegurado que «España no garantiza un juicio justo, solo venganza y represión” para Puigdemont, mientras que el diputado autonómico de la CUP, Carles Riera, ha reclamado la liberación del expresidente y ha llamado a la movilización con consignas como «paremos la represión, ahora es la hora del pueblo».

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, que lidera la marca de los neocomunistas de Podemos en Cataluña, Ada Colau, ha señalado que «el estado de excepción que vive Cataluña provoca dolor e indignación» y ha reclamado un «acuerdo político lo más amplio posible».

Esta pausa entre los representantes políticos ha contrastado con la ebullición en las redes sociales, donde los comentarios han ido desde la chanza a una casi señalización que borda el delito.

Uno de los primeros en reaccionar ante la detención de Puigdemont fue Arnaldo Otegi. El condenado por pertenencia a la banda ETA, últimamente ha tomado la cuestión catalana como su batalla y así lo mostró en las redes.

También Sor Lucía Caram, una asidua a las redes, realizó, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, para hacer una comparación, con motivo del Domingo de Ramos, entre los políticos catalanes encarcelados y nada menos que… Jesucristo.

Pero los tuits que e tomaban con humor lo sucedido en Cataluña han sido los que más han llamado la atención.

Sin embargo, la señalización del juez Llarena también ha sido bastante destacada, ya que ha mostrado el talante de determinados independentistas, que no han dudado en marcar con dianas.

Señalan a la mujer de Llarena

Y Alejo Vidal-Quadras, por ejemplo, fue uno de quienes denunció esa situación, así como la situación en Cataluña a raíz del papel de la TV3.

Comentarios

Comentarios