El Rey apela a la responsabilidad de los políticos catalanes para evitar la fractura y el enfrentamiento

El monarca llama a la convivencia y en un tono menos duro que en su intervención del 3 de octubre, pide en varias ocasiones a los políticos catalanes que sean responsables. Además invita a los dirigentes a que España no sea conformista ni quede paralizada.

0
129

Las elecciones catalanas han centrado el tradicional discurso de Navidad de Su Majestad Felipe VI. En un tono más congregador que el utilizado el pasado tres de octubre -la fecha obligaba a un mensaje más cordial-, ha llamado a los políticos catalanes a ser responsables y a evitar la fractura y la confrontación.

“El camino no puede llevar de nuevo al enfrentamiento o a la exclusión, que -como sabemos ya- sólo generan discordia, incertidumbre, desánimo y empobrecimiento moral, cívico y -por supuesto- económico de toda una sociedad”, ha dicho el monarca.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Y Felipe VI les ha recordado que España es una “democracia madura, donde cualquier ciudadano puede pensar, defender y contrastar, libre y democráticamente, sus opiniones y sus ideas; pero no imponer las ideas propias frente a los derechos de los demás”, en clara alusión al referéndum catalán.

En su discurso ha destacado la dificultad que ha entrañado para el país la situación en Cataluña y ha insistido en hablar de convivencia y concordia

Porque para Felipe VI, “2017 ha sido en España, sin duda, un año difícil para nuestra vida en común; un año marcado, sobre todo, por la situación en Cataluña”, y por ello durante su mensaje ha insistido en hablar de “convivencia” y “concordia“.

Él es consciente de la fractura generada en Cataluña por el procés y ha pedido al futuro Govern que emprenda un camino que conduzca a que la “convivencia en el seno de la sociedad catalana -tan diversa y plural como es- recupere la serenidad, la estabilidad y el respeto mutuo; de manera que las ideas no distancien ni separen a las familias y a los amigos”.

Finalmente también ha pedido al Govern catalán que surja tras las negociaciones que escoja un camino que conduzca “a que renazca la confianza, el prestigio y la mejor imagen de Cataluña; y a que se afirmen los valores que la han caracterizado siempre en su propia personalidad y le han dado los mejores momentos de su historia”.

Comentarios

Comentarios