Ilustración Barack Obama/ Actuall-AMB
Ilustración Barack Obama/ Actuall-AMB

Por su interés reproducimos este artículo de lainformacion.com:

Obama cobrará 367.000 euros (400.000 dólares) por dar charlas en un banco de inversiones llamado Cantor Fitzgerald. Un representante del ex presidente de EEUU confirmó que en septiembre, Obama será uno de los oradores en la reunión anual sobre Sanidad organizada por ese banco, según informaba Financial Times.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esa cifra es el doble de lo que cobra Bill Clinton por dar charlas (cobra 183.000 dólares). Su mujer Hillary cobra un poco más, 206.000 euros (225.000 dólares).

Lo llamativo en el caso de Obama es que va a cobrar esa enorme cifra de aquellos mismos a los que criticó. En 2008, tras la crisis financiera, Obama criticó despectivamente a los ‘peces gordos’ de Wall Street (fat cats, le dicen en inglés), que se estaban embolsando enormes sumas de dinero en comisiones y bonus, mientras millones de estadounidenses se iban a la ruina.

Es más, Obama aprobó en 2010 una ley llamada Dodd-Franks que impone duras condiciones a los bancos de inversión o compañías de seguros. Por ejemplo, les puede obligar a aumentar sus reservas, y hasta intervenirlos a tiempo si se demuestra que suponen un riesgo sistémico para el país.

Ahora, Obama va a cobrar de aquellos mismos que intentaba controlar.

Pero hay más. Los Obama van a hacer una buena caja este año pues hace dos meses se supo que Barack Obama y su mujer Michelle escribirían por separados sus libros de memorias por los cual Penguin Random House les pagará en derechos 60 millones de euros (65 millones de dólares). Según FT, es la cifra más alta pagada por memorias presidenciales.

En un ranking elaborado por la cadena ABC News, aparecían los Clinton como los políticos que más ganaban dando charlas. Pero también había otro personaje: Donald Trump, ya entonces se embolsaba 1,5 millones por charla. Y no era presidente.

Cuando deje de serlo, es seguro que Trump ganará aún más por sus charlas… si este mundo existe todavía.

Comentarios

Comentarios