Mientras te escribía unas líneas analizando lo ocurrido el domingo en las urnas, saltó la noticia a los medios y el pánico a la formación de un Frente Popular se extendió como la pólvora: ¡un Gobierno PSOE-Podemos! Esta foto es terrorífica, puedo comprender cómo te sientes al verla porque tampoco yo puedo reprimir el escalofrío que me produce.

Podría dejarme llevar por el influjo de esta imagen y escribirte en clave apocalíptica, pero prefiero ser honesto contigo y decirte que el abrazo de estas dos izquierdas extremistas es solo uno de los muchos escenarios posibles que pueden ocurrir.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

De momento, digan lo que digan, esta foto es solo una foto. La realidad es que el pacto entre Pedro y Pablo, a día de hoy, no suma para formar un Gobierno.

Por tanto, mi obligación es ser prudente y fino en el análisis, para no engañarte.

Pedro y Pablo pueden abrazarse todo lo que quieran, pero para que su abrazo sea algo más que un simple roce forzado por las circunstancias, necesita en primera vuelta de la bendición de Esquerra Republicana de Cataluña y ERC es hoy por hoy un partido instalado en la desobediencia, el desprecio de la ley y la rebeldía ante el orden constitucional.

Lo que hoy es un abrazo de “amor” a Pablo Iglesias, mañana puede convertirse en una puñalada trapera

¿Está realmente dispuesto Pedro Sánchez a pagar el precio envenenado que pondrá ERC a su apoyo? ¿Va Pedro Sánchez a convertir el Partido Socialista Obrero Español en un siervo del separatismo, del Tsunami que alienta cortes de carreteras y justifica la violencia, de los CDR que incendian las calles y atemorizan a los ciudadanos?

¿Va Pedro Sánchez a excarcelar a Junqueras, a los sediciosos y a blanquear el golpe de Estado que pretende robar la soberanía a los españoles?

¿Cómo explicaría Pedro Sánchez a su electorado en Andalucía, en Extremadura, en Castilla-La Mancha, etc…, que su apoyo a ERC les convertirá en ciudadanos de segunda en su propio país?

No estoy diciendo que Pedro Sánchez no sea capaz de lanzarnos a todos al suicidio con semejante pacto… Es perfectamente capaz. Digo que es solo un escenario de los muchos posibles, y creo que no el más probable.

Es verdad que en segunda vuelta, Pedro Sánchez no necesitaría a ERC para salir investido: le bastaría con el apoyo de Más País, PNV, Partido Regionalista Cántabro, Teruel Existe y BNG. Pero aún así, no podría aprobar una sola ley, ni los Presupuestos Generales del Estado, sin el visto bueno de ERC.

En este supuesto, estaría atado de pies y manos, esclavo de radicales supremacistas que ni quieren la Constitución, ni quieren una Monarquía, ni respetan la convivencia.

Pedro Sánchez ha demostrado ser un personaje sin escrúpulos, correoso, con una ambición personal desmedida… así que lo que hoy es un abrazo de “amor” a Pablo Iglesias, mañana puede convertirse en una puñalada trapera.

Déjame explicarte algunos otros posibles escenarios:

  1. Sánchez no logra un pacto con ERC y convoca elecciones, quedando ante la opinión pública como un hombre de Estado, un verdadero líder de izquierda, una víctima que lo ha intentado todo pero no podía beber el cáliz del chantaje separatista. Es muy probable que, de esta forma, pudiera aglutinar en torno a sí todo el apoyo de las izquierdas, neutralizando a Podemos.
  2. ERC vota la investidura sin exigir, en principio, nada a cambio, aplazando sus exigencias hasta la formación de un Gobierno (lo cual es muy poco probable). En este caso, Sánchez tendría la legitimidad moral de convocar elecciones cuando ERC pretendiera cobrarse el apoyo y la situación se encallase.
  3. ERC vota la investidura, pero no de forma gratuita. Pedro Sánchez lideraría un Gobierno muy débil, permanentemente a expensas del separatismo y de los nacionalismos periféricos, una de cuyas exigencias es la aprobación del derecho a la autodeterminación y la negociación bilateral, de igual a igual, con el Gobierno de España.

Al PSOE no le salen las cuentas ni sumando a Unidas Podemos, Más País, PNV, PRC, Teruel Existe, BNG y Coalición Canaria. Ocho partidos, 170 escaños. Aún le faltan 6 escaños para la mayoría absoluta en primera vuelta.

Sánchez necesita, sí o sí, la abstención de ERC o, en su defecto, la abstención al mismo tiempo de Junts per Catalunya y Bildu.

El panorama es, por tanto, malo o muy malo para Pedro Sánchez. Conociendo al personaje, no me extrañaría que en estos momentos esté trazando una jugada maestra para deshacerse de sus rivales con la vista puesta en nuevas elecciones.

La foto del abrazo podría ser solo una foto para ganar tiempo…

Pero también puede ocurrir que la foto sea real, y que lo que nos espera sea un Frente Popular salvaje, sometido al chantaje permanente del separatismo y todos los enemigos de España.

Si se confirma este escenario, en HazteOir.org estamos preparados para dar la batalla contra la izquierda, como hemos hecho siempre.

Contra la izquierda extremista que representan Pedro, Pablo y sus satélites separatistas, xenófobos y filoetarras, pero también contra la izquierda travestida de centro-derecha, cuyo papel pusilánime solo conduce a apuntalar lo que siembra aquella.

Gracias a tantas batallas libradas a lo largo de los años, desde la época de Zapatero, en HazteOir.org estamos curtidos, somos una de las organizaciones civiles más relevantes en luchar sin complejos contra el consenso progre, y de ahí que seamos, al mismo tiempo, una de las más odiadas por la izquierda.

No va a ser fácil, ya te lo avanzo. Nos van a atacar con una furia inusitada, si el pacto de las izquierdas se consuma.

La buena noticia es que, en parte gracias a los miles de ciudadanos que han apoyado nuestro trabajo en pro de un centro-derecha fuerte, valiente y desacomplejado, hoy estamos mejor representados en las Cortes para defendernos de la amenaza de un Frente Popular.

Pido que no se pierda la esperanza.

Comentarios

Comentarios