El pastor Paul Song ha sido expulsado de las cárceles del Reino Unido por denunciar el auge del extremismo islámico.
El pastor Paul Song ha sido expulsado de las cárceles del Reino Unido por denunciar el auge del extremismo islámico.

El capellán cristiano protestante Paul Song tendrá que esperar para poder entrar de nuevo en la prisión de Brixton, en Londrees, donde ha desarrollado su ministerio con gran aceptación por parte de los presos durrante más d veinte años, hasta que fue denunciado por un imam al que no le gustaban sus denuncias del isalmismoa radical.

Tras un primer tiempo expulsado y justo cuando había sido restituido su derecho a entrar en las cárceles, las autoridades penitenciarias decretaron una nueva ‘condena’ de 10 años sin poder acudir al presidio por señalar en una entrevista mediática los riesgos del extremismo islámico, como adelantó Actuall.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Esta semana un Tribunal Superior debía abordar su caso, pero ha remitido de nuevo a un Tribunal del Condado la causa, de tal forma que el procedimiento continúa, según informa Christian Concern. El juez Julian Goose ha rechazado cada uno de los nueve motivos que se alegaban para solicitar una revisión judicial de la decisión tomada por los responsables de la penitenciaría de Brixton, entre los que figuraban violaciones de los derechos humanos .

Este paso judicial sí ha servido para que al menos se conozca que la dirección de la cárcel de Brixton ha remitido un informe de 45 páginas al juez sobre el caso en el que se ofrecerían pruebas del extremismo islámico que Song denuncia.

El pastor Song ha señalado que espera que en el nuevo juicio «se expondrá todo el extremismo islámico en la prisión de Brixton y las acciones de las autoridades que llevaron a mi expulsión» al tiempo que ha mostradu si decepción por las decisiones tomadas contra él: «Me sentí profundamente conmocionado y herido cuando recibí la carta que me decía que me prohibirían durante 10 años hacer lo que me han llamado a hacer a través de mi fe cristiana. Después de 20 años de servicio apoyando a presos vulnerables en HMP Brixton, he sido severamente castigado por exponer la verdad».

Song considera que lo que le ha sucedido sienta «un precedente peligroso para cualquiera que se atreva a alertar al público sobre la creciente dominación del extremismo islámico en nuestras prisiones. Estoy decidido a luchar por la justicia».

El pastor Song habla con conocimiento de causa de esa amenaza por su experiencia de lustros realizando su misión en la cárcel, pero o es el único. En junio de 2019, el propio Ministerio de Justicia expresó en un informe la importancia de las bandas de islamistas radicales dentro de las prisiones del Reino Unido.

La vista en el trribunal del condado está prevista para el mes de marzo.

En paralelo, en una campaña que se lanzó a través de CitizenGO en 2018 y que ahora se ha reactivado y sigue abierta, cerca de 60.000 personas han reclamado la reincorporación del pastor Paul Song a la cárcel de Brixton.

También te puede interesar:

Comentarios

Comentarios