Imagen referencial de un grupo de mujeres con burka/ Wikimedia
Imagen referencial de un grupo de mujeres con burka/ Wikimedia

El grupo que ha llevado a cabo la recogida, denominado ‘Sí a la prohibición de la máscara’, ha entregado este viernes tres cajas que contienen un total de 106.600 firmas en las oficinas parlamentarias de la ciudad de Berna. La iniciativa ilegalizaría velos como el niqab o el burka, que ya han sido prohibidos en otros países como Francia.

«Cubrirse la cara es un símbolo del islam radical y no tiene nada que ver con la libertad religiosa, sino que es una expresión de la represión sobre las mujeres«, ha dicho una de las líderes de la campaña, Anian Liebrand. «En Suiza, mostramos la cara cuando hablamos», ha apostillado.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Para la Federación de Organizaciones Islámicas, en cambio, se trata de un golpe a la libertad religiosa y su portavoz, Oender Guenes, se ha preguntado «cuántas personas llevan burka» en el país. Según Guenes, se podrían contar «con una o dos manos» en el caso de los residentes en Suiza, mientras que «el resto son habitualmente turistas ricos del Golfo».

Los impulsores de la medida esperan que la votación concluya como la que también promovieron en 2009 para prohibir la construcción de nuevos minaretes en mezquitas, cuando los suizos votaron mayoritariamente a favor de esta limitación. En esta ocasión, la propuesta deja en manos del Parlamento la elaboración de un plan sobre posibles castigos para quienes lleven velo integral.

El año pasado, el grupo ya consiguió que se rechazara con el apoyo de 88 diputados frente al rechazo de 87 parlamentarios. A pesar de ello, la prohibición de la vestimenta estará suspendida hasta que se conozca el resultado del referéndum que quieren llevar a cabo, aunque el 71% de los suizos son favorables a que se elimine.

Comentarios

Comentarios