Lilian Tintori, mujer del opositor Leopoldo López.

La audiencia de apelación del opositor venezolano Leopoldo López, condenado a casi 14 años de prisión por oponerse al régimen bolivariano de Venezuela, ha sido suspendida este lunes, según informó la defensa del fundador de Voluntad Popular. Asimismo, no ha precisado una nueva fecha para la celebración de esa vista de juicio.

La audiencia fue aplazada después de que uno de los magistrados designados para la vista de López indicara su indisposición física para asistir. Así explicó a los periodistas el abogado defensor de López, Juan Carlos Gutiérrez, en el Palacio de Justicia, tal y como recoge EFE.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

La suspensión de la audiencia coincide con la visita del exministro español de Justicia Alberto Ruíz Gallardón y el abogado español Javier Cremades, que llegaron este domingo a Caracas para asesorar al equipo de defensa de López.

Gutiérrez, consultado sobre la vinculación que pudiera tener la llegada del exministro y del abogado español a la capital venezolana con la suspensión de la audiencia, indicó que «se han producido delaciones indebidas, pero más allá de eso se ha producido una vulneración sistemática de otros derechos vinculados al debido proceso».

El abogado reiteró nuevamente sus denuncias sobre el proceso que se lleva contra López, «un proceso judicial que nunca debe producirse dentro de un sistema que se considere democrático».

«El sistema de Justicia venezolano tiene que darle la cara al mundo y tiene que proceder de manera absolutamente independiente, de manera autónoma, de manera imparcial«, dijo el abogado que encabeza el equipo que defiende a López desde hace más de dos año.

A juicio del letrado, «una simple lectura de las actas del expediente, en una simple revisión de las evidencias presentadas en el juicio, tendría que ser dictada por la Corte de Apelaciones la sentencia absolutoria de Leopoldo».

El líder opositor se entregó a la policía seis días después, tras dictarse una orden de captura por su supuesta responsabilidad en la violencia que se produjo en aquella marcha antigubernamental, que se saldó con destrozos en la sede de la Fiscalía, tres muertos y decenas de heridos.

Comentarios

Comentarios