Un grupo de manifestantes durante los actos del Orgullo Gay /Efe
Un grupo de manifestantes durante los actos del Orgullo Gay /Efe

“Los protetantes nos rebelamos contra la tutela, contra los sanedrines que sentencian lo que está permitido y lo que está prohibido creer y expresar, y esta proposición de ley está impregnada de tutela, supervisión e intervención de los grupos de acción LGTBI”.

Así de contundente se ha pronunciado la Alianza Evangélica Española contra la Ley Mordaza LGTBI que propone Podemos en el Congreso y que choca frontalmente con preceptos clave de nuestra Constitución.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta entidad, fundada en España en 1877 representa a los españoles de todas las denominaciones cristianas protestantes en la Alianza Evangélica Europea y Mundial y hace unos meses ya se manifestó junto a HazteOir.org en defensa de su autobús contra el adoctrinamiento LGTBI.

Aún en el caso de que los preceptos de la ley impulsada por Podemos en el Congreso de los Diputados se aplicaran en favor de los propios protestantes, estos consideran que “todo esto sería absolutamente improcedente, porque impondría privilegios incompatibles con una sociedad democrática en la que todas las personas son iguales”.

La Alianza Evangélica explica que la proposición de ley limita el derecho de los padres a “educar a sus hijos de acuerdo con los valores que asume” cuyo texto además “está cargado de ideología y vacío de apoyo científico“.

En este sentido, se critica que la Ley Mordaza LGTBI “pretende imponer una única forma de entender las cosas, empezando por una terminología específica” que asume “sin sustento científico” que cuando hay una discrepancia entre la Biología y el ‘género’ “lo razonable es corregir la realidad física con tratamientos complejos y consecuencias irreversibles”.

Se otorga a los activistas LGTBI “un poder desmesurado” que les convierte en “juez y parte, creándose una situación de indefensión”

Además de denunciar el adoctrinamiento y el sesgo ideológico anticientífico, la Alianza Evangélica estima que la ley está plagada de privilegios lo que convierte en “discriminadoras” medidas que pueden ser razonables si se extienden a toda la ciudadanía y no de forma exclusiva.

Amenazas a las libertades democráticas

Sin ánimo de agotar en su totalidad la crítica a la ley por falta de espacio, los miembros de la Junta Directiva de la Alianza Evangélica Española que suscriben el comunicado difundido este miércoles hacen una lista de algunas consecuencias especialmente relevantes de laLey Mordaza LGTBI.

1.- “Se penaliza no sólo la transgresión de la ley, sino también la omisión de su cumplimineto proactivo”, de tal forma que se otorga a los activistas LGTBI “un poder desmesurado” que les convierte en “juez y parte, creándose una situación de indefensión”.

2.- “La ideología de género se impone desde la escuela hasta la universidad” contra el protocolo 1 de la Convención Europea de Derechos Humanos, que protege el derecho de los padres a “asegurar una educación en conformidad con sus propias convicciones religiosas y filosóficas”.

El camino de retorno a la corcondancia Biológica y sensorial es considerado terapia “de aversión” y prohibida “aún con el consentimiento del interesado”

3.- La ley reconoce la posibilidad de que las empresas establezcan un código ético propio “pero prohíbe cualquier código ético que no siga las directrices de esta ley“.

4.- La norma considera que “el género es una categoría humana que puede estar en constante evolución”, pero en realidad sólo lo permite en un sentido, “desde lo que llama ‘cisexualidad’ al resto de variedades”. El camino de retorno a la corcondancia Biológica y sensorial es considerado terapia “de aversión” y prohibida “aún con el consentimiento del interesado” y estableciendo sanciones para los profesionales que las desarrollen.

5.- Aborda el tratamiento hormonal cruzado de menores “con una ligereza asombrosa, sin tener en cuenta lo que la ciencia médica dice al respecto”.

6.- Contradice la Ley  de Autonomía del Paciente donde queda claro que un menor no puede prestar consentimiento a determinadas actuaciones muy similares a las que se plenatea en la ley.

Se considera “sangrante que lo que no se tolera contra los LGTBI se tolere, por ejemplo, contra los católicos bajo la justiciación de libertad de expresión”

7.- Dado que es una ley de privilegios ¿cómo se determina que uno pertenece efectivamente al mundo LGTBI? La Alianza Evangélica se pregunta si habrá que ser miembro de alguna asociación, realizar una declaración ante notario, o bastará la palabra dada para acogerse a sus ventajas, dada la inseguridad jurídica que genera.

8.- Existe una imposición de criterios específico a los medios de comunicación, a los que se pueden aplicar medidas coercitivas que viola el derecho humano a la libertad de pensamiento y a expresarlo respetando las libertades ajenas.

9.- “La inversión de la carga de la prueba liquida la igualdad de todos ante la ley y crea inseguridad jurídica”.

10.- El régimen de sanciones es calificado como de “exagerado”, al tiempo que se considera “sangrante que lo que no se tolera contra los LGTBI se tolere, por ejemplo, contra los católicos bajo la justiciación de libertad de expresión”.

11.- El comunicado también entiende que “se le otroga un poder ilimitado al estado, en contra del pensamiento democrático occidental, al invadir áreas de competencia propias de la sociedad civil y de la familia”, que llegan a imponer unos valores determinados.

En definitiva, la Alianza Evangélica Española subraya que “no nos alarma la proposición de ley sólo porque sea contraria a nuestra cosmovisión cristiana, sino porque amenaza a las libertades democráticas de toda la ciudadanía“.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Nicolás de Cárdenas fue inoculado por el virus del periodismo de día, en el colegio, donde cada mañana leía en su puerta que “la verdad os hará libres”. Y de noche, devorando los tebeos de Tintín. Ha arribado en su periplo profesional a puertos periodísticos de papel, internet, televisión así como a asociaciones cívicas. Aspira a morir diciendo: "He combatido bien mi combate, he corrido hasta la meta, he mantenido la fe".