Rosa María Sardá y Antonio Tejero
Rosa María Sardá y Antonio Tejero

Algunos siguen pensando que defender la unidad de España es algo de «fachas», pero el manifiesto que este domingo ha publicado El País en el que casi un millar de personalidades de izquierdas rechazan el referéndum ilegal del 1-O les quita la razón.

“Rechazamos el 1 de octubre como una estafa antidemocrática. Y llamamos a no participar en esta convocatoria, que es lo opuesto a un ejercicio de libre decisión del pueblo de Cataluña”, escriben entre otros Isabel Coixet, Mónica Randall, Julieta Serrano, Rosa María Sardá; Félix Ovejero o Victoria Camps.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora
La directora de cine, Isabel Coixet / Youtube

“Cualquier demócrata, sea cual sea su posición ante la independencia, debe rechazar esta convocatoria, impropia de una democracia y tramposa”, indica el texto que también han firmado intelectuales no catalanes como Javier Marías, Ignacio Martínez de Pisón, Rosa Montero, Juan José Millás, Juan Torres o Manuel Rico.

Todos ellos declaran ser «de variada adscripción ideológica y de distintas culturas políticas», pero subrayan que «han luchado por las libertades contra el franquismo, contra el terrorismo y contra la guerra, por los derechos de las mujeres y de las minorías sociales y, ahora, contra los recortes y la corrupción», y quieren ver ahora un atropello como el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Javier Marías
Javier Marías

Una postura en la que coinciden con el ex Teniente Coronal de la Guardia Civil Antonio Tejero, quien ha publicado este domingo una carta en La Gaceta pidiendo a la Justicia el mismo trato para el presidente de la Generalitat y los promotores de esta iniciativa que el que él mismo recibió, con una pena de 30 años de cárcel.

Tejero: El golpe de estado del 23 de febrero de 1981 fue “un gran delito, que fue castigado con penas gravísimas”

Tejero admite que el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981 fue “un gran delito, que fue castigado con penas gravísimas”, pero reconoce que no entiende la pasividad del actual gobierno que no actúa frente a quienes no solo se saltan las leyes, sino que se ríen de ellas.

Además, destaca, él actuó por la unidad de España, en lo que dice que fue «más que un Golpe de Estado, se trató de un Contragolpe que se dio al preparado en la persona del general Armada, y patrocinado por el Rey Juan Carlos I y los partidos políticos, sobretodo el socialista y comunista, que ya se habían repartido todos los Ministerios”.

Sin embargo los secesionistas buscan romper la unidad nacional, un delito que considera más grave que el suyo.

Tejero ha querido enviar su misiva primero a la prensa, porque como él mismo comenta, es posible que cuando la remita a la Justicia termine en el Tribunal Constitucional, «que es el paño de lágrimas de los políticos cobardes e incompetentes y el retrete del Gobierno catalán».

Comentarios

Comentarios