Una parte de nuestra clase política está muy acostumbrada a hacer exhibiciones de prepotencia incluso en las cosas más nimias, tal vez sin darse cuenta de las consecuencias que eso tiene.

Como recordaréis, después de las elecciones generales del pasado mes de abril, en junio el PSOE y Podemos impusieron una distribución de escaños que llevó a Vox al llamado ‘gallinero’, es decir, la parte alta del Congreso, en un torpe intento de invisibilizar a los diputados del partido liberal-conservador.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

El hecho de que partidos como el PNV y ERC obtuviesen puestos más destacados a pesar de tener menos escaños que Vox transmitió un penoso mensaje a los españoles: que eso que muchos políticos llaman «democracia representativa» estaba siendo sometido a una manipulación para que los representantes de la quinta fuerza política quedasen relegados a la vista del público. La medida no sirvió de nada, pues los diputados de Vox se hicieron notar con creces.

El PP se une ahora a PSOE y Podemos para dispersar los escaños de Vox

Este lunes la situación se ha vuelto a repetir, pero esta vez con el PP suscribiendo el reparto de escaños con el PSOE y Podemos, y una vez más con el partido de Abascal como gran perjudicado. Y es que a pesar de ser la tercera fuerza, los escaños de Vox han quedado dispersos y la mayor parte de ellos en el ‘gallinero’, situando entre ellos a los diputados de Ciudadanos (partido que sólo obtuvo 10 escaños en las elecciones generales del 10 de noviembre).

Para colmo, el acuerdo entre el PP, el PSOE y Podemos da un lugar preferente a los 6 diputados del PNV y a los 13 de ERC. Una vez más, la tan cacareada democracia representativa queda sometida a los pactos entre unos pocos.

En ese pacto antiVox, el papel más torpe ha sido el del PP, porque se ha retratado pactando con la extrema izquierda para perjudicar al partido que hizo posible que el PP gobierne en Andalucía, Madrid y Murcia

Una acción torpe que deja a Vox como el voto protesta frente a la ‘casta’

Si pensaban que con esto le hacían una faena a Vox, se han equivocado de lleno. Para empezar, ahora los escaños de Vox quedan repartidos en una zona más amplia, con lo cual se harán notar aún más. Obvia decir que es imposible esconder a 52 diputados en el hemiciclo como si no estuviesen, pero esos tres partidos han elegido una opción que, intentando perjudicar a Vox, al final podría beneficiarle.

Por otra parte, con esa tonta zancadilla al partido que preside Santiago Abascal, el PSOE, el PP y Podemos dejan en evidencia cuál es su verdadera prioridad en la política española: todos contra Vox, sin darse cuenta de que con eso otorgan al partido de Abascal el papel de voto protesta por excelencia frente a esa ‘casta’ que criticaba Podemos y a la que el partido de ultraizquierda se ha acabado sumando.

El PP y el cuento del escorpión y la rana

Sin duda, en ese pacto antiVox, el papel más torpe ha sido el del PP, porque se ha retratado pactando con la extrema izquierda para perjudicar al partido que hizo posible que el PP gobierne en Andalucía, Madrid y Murcia. Un caso de pasmosa deslealtad, que se nos presenta, además, en un momento crítico para España. ¿Lo que más preocupa al PP ahora mismo es hacerle faenas a Vox, pactando con quienes están negociando el futuro de España con proetarras y golpistas? 

Viendo lo ocurrido hoy no he podido evitar acordarme de la fábula del escorpión y la rana, en la que el artrópodo pide al anfibio (verde, por cierto) que le ayude a cruzar un río, a lo cual la rana acepta, pensando que su acompañante no le podrá causar mal, pues eso tendría consecuencias fatídicas para ambos. A media travesía, el escorpión le clava su aguijón a la rana. Ante la incredulidad de ésta, que le reprocha al artrópodo que ahora morirán los dos ahogados, el escorpión se disculpa diciendo que es su naturaleza. 

Con esa tonta zancadilla de hoy, la cúpula del PP también ha exhibido su carácter tramposo y desleal no sólo ante Vox, sino también ante los propios votantes del PP. Me pregunto quién orienta a los mandamases de Génova 13 a la hora de tomar decisiones, porque parecen empeñados en tirar constantemente piedras contra su propio tejado…

.* Publicado originalmente en Contando Estrelas.

Comentarios

Comentarios

Nacido y residente en Vigo. Diseñador web y gráfico con 18 años de experiencia, aficionado a la fotografía y bloguero. Publica desde 2004 el blog "Contando Estrelas", en el que ha escrito más de 9.000 artículos sobre temas de actualidad, cultura, defensa y nuevas tecnologías. Participa desde hace muchos años en el movimiento cívico: es socio de HazteOir.org desde 2003, socio de Galicia Bilingüe desde sus inicios en 2007, miembro de la Red Liberal desde 2008 y colaborador de CitizenGO desde 2013. Admirador de J.R.R. Tolkien, su pseudónimo es una palabra en idioma quenya (la lengua élfica creada por el escritor británico) que significa "observador de estrellas”.