Pintada en la puerta de una casa de donde cuelga una bandera española.
Pintada en la puerta de una casa de donde cuelga una bandera española.

Según la Policía los cuatro agresores están vinculados a la peña separatista Celtarras, conocida por su largo historial de violencia y por lanzar amenazas en Balaídos contra Salva Ballesta, con lemas como “Salva Ballesta, tiro na testa” (tiro en la cabeza) y “ETA Mátalo”. Según la Policía, los agresores identificaron al joven agredido, natural de Redondela, por su participación en una manifestación a favor de la unidad de España en Barcelona el 30 de septiembre. Un diario británico publicó una foto de la convocatoria en la que aparecía ese joven, a raíz de la cual recibió amenazas a través de las redes sociales. Finalmente las amenazas se materializaron el 10 de diciembre a las 6 de la madrugada, cuando los cuatro agresores reconocieron al joven redondelano, agrediéndole a él y a otro amigo que le acompañaba, que logró zafarse. El joven redondelano quedó inconsciente a causa de la paliza, en la que le rompieron varias piezas dentales, sufriendo múltiples contusiones y teniendo que ser evacuado al Hospital Álvaro Cunqueiro.

Ocurrió dos días después de la paliza mortal a Víctor Laínez

Esta brutal agresión tuvo lugar dos días después de la paliza sufrida por Víctor Laínez en Zaragoza por llevar unos tirantes con la bandera de España. A raíz de esa salvaje paliza, Laínez falleció el 12 de diciembre. Si muchos ya mostramos nuestro asombro de que una agresión así tardase cuatro días en conocerse en los medios, más sorprendente resulta que la agresión de Vigo haya tardado casi un mes en llegar a los medios, teniendo en cuenta que el joven agredido tuvo que ser hospitalizado.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Otras agresiones hispanófobas recientes: Orense, Balsareny, Vigo…

No estamos hablando de casos aislados. El 17 de septiembre un joven fue agredido en Orense por tener la bandera española en su cuenta de Instagram. Varios ultras de izquierda le atacaron a puñetazos, llamándole “facha de mierda”. Según la Policía, hacía tiempo que los agresores le buscaban. Hasta ahora la Policía ha detenido a tres personas relacionadas con esta agresión.

A finales de noviembre, un vecino de Vigo fue amenazado con una pintada en su domicilio por tener puesta una bandera de España“Facha quita la bandera 1º aviso”, escribieron los autores del ataque. El 1 de diciembre en Balsareny (Barcelona), desconocidos intentaron incendiar un piso familiar por tener una bandera de España en el balcón En el momento del ataque estaba en esa vivienda una familia con niños pequeños. El cobarde ataque pudo acabar en una tragedia.

Cientos de asesinatos por odio a España y ni una sola condena de la hispanofobia

El odio a España lleva décadas generando un reguero de violencia y terror en España. De hecho, esa misma hispanofobia es lo que ha inspirado el terrorismo de ETAque ha asesinado a 853 personas y herido a 6.389, según datos del Ministerio del Interior, así como las acciones terroristas de otros grupos criminales como Terra Lliure, el Exército Guerrilleiro y Resistencia Galega. Por mucho menos que esto, nuestros políticos han promovido toda clase de iniciativas e incluso leyes contra la homofobia, el racismo, la xenofobia y la islamofobia. Sin embargo, después de todos esos asesinatos, en España las iniciativas políticas contra la hispanofobia brillan por su ausencia. Es más: el odio a España sigue siendo fomentado por partidos que al mismo tiempo claman contra los “delitos de odio”, y que incluso insisten en tachar de “catalanofobia” o de “odio al gallego” las críticas a la ideología separatista o a las políticas de imposición lingüística.

Están promoviendo el odio a España en colegios y medios públicos

Ya va siendo hora de que España actúe contra quienes promueven el odio contra nuestra Nación, y particularmente contra quienes inoculan ese odio a los niños en las escuelas. Es intolerable que unos fanáticos se dediquen a fomentar la discordia y el odio a nuestro propio país utilizando los colegios como vía de adoctrinamiento, una conducta despreciable ante la que algunos gobiernos autonómicos -como es el caso de Galicia- se han mostrado muy pasivos, mientras otros -como es el caso de Cataluña- colaboraban activamente a blindar ese adoctrinamiento en el odio en los colegios. También es intolerable que medios públicos como TV3 pongan el dinero de los contribuyentes al servicio del discurso hispanófobo del separatismo, incluso dando respaldo a un golpe de Estado como el perpetrado el año pasado en Cataluña. Nuestra democracia no puede seguir sometida a todo tipo de complejos a la hora de defender nuestra unidad como Nación y la convivencia entre españoles. Si alguien considera que el odio a España es legítimo y aceptable, entonces todos los demás odios deberían serlo: la xenofobia, el racismo, la homofobia… Lo que no es de recibo es que el Estado se muestre muy activo contra ciertos odios, mientras se cruza de brazos contra el odio a los españoles por el hecho de serlo. Esto se tiene que acabar.

Artículo original publicado por Elentir en su blog Contando Estrelas.

Comentarios

Comentarios