La canciller Angela Merkel y el ex policía alemán Tim Kellner
La canciller Angela Merkel y el ex policía alemán Tim Kellner

El expolicía alemán Tim Kellner ha enviado una durísima carta abierta a la presidenta alemana Ángela Merkel  a todo su gobierno en la que le reprocha su política de refugiados y le acusa de traicionar a su pueblo:

Estimado Gobierno Federal,

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Enciendo la televisión y veo a “refugiados”. Abro el periódico y leo “refugiados”. Voy en línea y veo un banner publicitario en el que la economía alemana promociona, ¿el qué? Correcto, “refugiados”. Camino por mi ciudad natal y veo “refugiados”. Conduzco mi auto y lo que veo en el lado de la carretera, caminando en multitudes? “Refugiados”.

He tenido suficiente.

¿Qué te hemos hecho realmente?

¿Quién de nosotros fue preguntado si queríamos todo esto y lo considerábamos bueno?

¿Quién o qué te crees que eres? Vosotros sois nuestros empleados.

Ni más ni menos.

Usted es nuestra empleada temporalmente para representar nuestros intereses.

Hemos llegado al punto: ¡nuestros intereses!

“¿De verdad no tienes vergüenza? Para mí sois un grupo de traidores, oportunistas y egoístas”

¿Acaso es mirar por el interés de cientos de millones que (los refugiados) hayan llegado a Grecia?

¿Es mirar por el interés de la gente que millones de “solicitantes de asilo” caminen a través de nuestras fronteras abiertas?

¿Está en el interés del pueblo que casi 100 millones de euros se gasten en “refugiados”? ¿Quién crees que realmente eres? Si hubiera habido una consulta popular, estoy seguro de que hasta el 70% votaría en contra de estas “políticas de refugiados”.

¡Pero por supuesto que lo sabes, y es por eso por lo que no habrá referéndum popular! ¿Y luego escupen a la gente en sus caras al aumentar las ayudas para niños en dos euros? ¿De verdad no tienes vergüenza? Para mí sois un conglomerado de traidores, oportunistas y egoístas.

Policía alemana en Colonia
Policías patrullan cerca de la Catedral de Colonia tras los asaltos sexuales masivos de la pasada Nochevieja. / EFE

Pero hay una cosa más importante para mí, más que cualquier otra cosa: has traicionado a aquellos por quienes has sido elegida y que te han dado su confianza. Cada día que pasa rompes el juramento de proteger a tu pueblo.

Tú no eres tu propio pueblo; porque para ti primero está cualquiera antes que nosotros. Las fronteras abiertas están dañando nuestro país y nuestra población. Las mujeres y los niños ya no se sienten seguros y se convierten en víctimas de los ataques.

Los incontables millones de euros que se están gastando para los extranjeros son como un puñetazo en la cara de todos los que vivimos aquí, hemos trabajado aquí y somos los beneficiarios legítimos de ese dinero. Nos ridiculizas todos los días y quieres que mantengamos la boca cerrada y que observemos silenciosamente nuestra propia desaparición.

“Alemania nunca volverá a ser la que todos conocemos y en la que nos sentimos cómodos, se convertirá en un país en el que las mujeres y los niños ya no estén a salvo”

Tú gente controla los grandes grupos de la prensa, las agencias de noticias y los grandes periódicos para que puedan divulgar lo que te convenga. Así es como controlas las opiniones y logras tener influencia.

Angela Merkel es lo peor que le ha sucedido a Alemania y Europa. Sigmar Gabriel, ministro de Asuntos Exteriores, sopla un día a la izquierda y mañana a la derecha, sin embargo, sin crear una sola ráfaga de viento. Heiko Maas, ministro de Justicia, es un hombre que quiere la censura en Internet y que posiblemente ha mentido al Bundestag en el caso de la traición contra periodistas.

El ministro del Interior, De Maiziere, le encantaría actuar de forma completamente diferente, pero no se atreve a enfrentarse a su “reina”. Ursula von der Leyen, ministra de Defensa, ¿qué puedo decir?

Hermann Gröhe, ministro de Salud, sí, es el que como un colegial avergonzado observa cómo “Mutti” recoge las banderas alemanas y las tira al suelo.

“Ninguno de vosotros se enfrenta a la crisis de refugiados acorde a la voluntad del pueblo. Este tema no es temporal, va a cambiar el país y no para mejor, ¡al contrario!”

Peter Altmaier, jefe de Gabinete del Canciller, ja ja ja… ¡Peter Altmaier!

Estos han sido algunos ejemplos. Pero no hay que olvidar también a Horst Seehofer, el príncipe bávaro que finge ser conservador pero acaba siendo manejado por Ángela con una correa como si fuera un oso en un circo.

¿Esto es todo? ¿Esto es realmente todo lo que tienes que ofrecer? Ninguno de vosotros se enfrenta a la “crisis de refugiados” tomando decisiones acorde a la voluntad del pueblo. El tema de los “refugiados” no es temporal, es algo que va a cambiar este país. Y no para mejor. ¡Al contrario! Y ya lo estamos viendo.

Esta es mi opinión como exoficial de policía que durante diez años ha visto con sus propios ojos lo que realmente sucede en las calles.

Alemania Pegida
Manifestantes de Pegida, movimiento que en Alemania lidera las protestas contra los refugiados musulmanes.

Alemania nunca volverá a ser la Alemania que todos conocemos y en la que todos nos sentimos cómodos viviendo. Se convertirá en un país diferente. Un país de injusticia social, de tensiones internas y agitación. Un país en el que las mujeres y los niños ya no pueden sentirse seguros y ya no estarán a salvo.

Un país cuyo progreso, identidad y gran parte de su cultura está siendo abandonada si esto continúa así.

Y no hay nadie que pueda decirme que este “gobierno” está actuando en interés del pueblo. Ustedes están llevando a cabo unas políticas completamente diferentes. Sin embargo, todo eso no me interesa, porque lo único que me interesa es mi país, el país en el que vivo y en el que crecen nuestros hijos.

En la web del Gobierno se puede leer: “Esta integración nos ayuda a todos. Alemania puede hacerlo”.

Yo, por otra parte, te digo esto:

La ‘remigración’ (deportación de emigrantes, fanáticos religiosos, criminales y potenciales terroristas) que nos ayuda a todos.

¡Alemania puede hacer eso!

Tim K.

También te puede interesar:

Un policía sueco se harta y denuncia las continuas violaciones por parte de inmigrantes

Comentarios

Comentarios

Compartir
Castellano de la Mancha, estudió Letras y Ciencias Políticas, pero se gana la vida como periodista, escritor, gastrónomo y espectador del paisaje y del paisanaje. Colaborador de Actuall.