policias francia
Policías franceses aseguran el área donde se produjo el ataque en Montferrier-sur-Lez en el sureste de Francia / EFE

Un hombre armado con un cuchillo y una escopeta recortada irrumpió en la noche del jueves en una residencia de monjes jubilados del sur de Francia en la localidad francesa de Montferrier-sur-Lez, en el departamento de Hérault (sur), donde asesinó a la guardia de seguridad y tomó como rehenes a más de 60 monjes, seis monjas y varios seglares, todos ellos residentes en la casa de retiro ‘Green Oaks’.

La víctima, que había sido atada, era la vigilante de ese centro y fue asesinada con un arma blanca. Los agentes encontraron su cuerpo en la planta baja del edificio. El atacante logró huir, según ha confirmado la cadena de televisión francesa BFMTV.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Según los primeros avances de la investigación, un solo individuo, encapuchado y armado con un cuchillo y una escopeta recortada, ha irrumpido en la residencia, que pertenece a la Sociedad de Misiones Africanas y que alberga a unos 70 monjes retirados.

59 monjes, fuera de peligro

Los efectivos de la Gendarmería han registrado el lugar y han hallado a una mujer muerta, amordazada y con heridas de arma blanca. Si bien el diario Le Figaro ha señalado que se trataba de una cuidadora de ancianos.

El Grupo de Intervención de la Gendarmería Nacional (GIGN) se ha trasladado hasta el lugar para reforzar las tareas de seguridad. Las autoridades han lanzado un operativo para averiguar el paradero del atacante.

Si bien se desconoce la identidad del asaltante, la Gendarmería cree que no se trata de un ataque terrorista.

Ya están fuera de peligro un total de 59 monjes.

Comentarios

Comentarios

Compartir
Sueño con aportar mi granito de arena para cambiar el mundo. Tal vez el periodismo no sea el mejor camino para ello pero es lo que mejor se me da.