Peter Springare Facebook
Peter Springare / Facebook

No es habitual que en un país como Suecia se se critique de forma directa su modelo multicultural, pero cada vez son más los que, hartos de la situación que vive su país, deciden no callar a pesar de las consecuencias.

El último en hablar ha sido un policía, Peter Springare, investigador criminal en la localidad de Örebro. Para Springare la situación es terrible, en especial para la Policía, por lo que el viernes pasado decidió hacer un comentario en su página de Facebook:

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Estoy tan jodidamente harto. Lo que voy a escribir aquí no es políticamente correcto. Pero no me importa”. Indicó este veterano policía con más de 47 años de servicio que está a punto de jubilarse.

“Nuestros pensionistas, las escuelas son un desastre, la atención de la sanidad es un infierno, etc. etc. Todos sabemos por qué, pero nadie se atreve a decirlo debido al hecho de que en Suecia siempre se vivió el mito de la ‘ultimate society’, con recursos suficientes para estar en la vanguardia cuando se trata de ser la única opción políticamente correcta en un mundo disfuncional”, critica Springare, que después pasa al verdadero ataque.

“Esto es lo que he tenido en el trabajo esta semana: violación, robo, violación y violación; nombres de los autores: Mohamed, Mahmood, mohamed…”

“Aquí vamos; esto es lo que he tenido en el trabajo de lunes a viernes esta semana: violación, violación, robo, asalto agravado, violación y violación, extorsión, chantaje, chantaje, violencia contra la policía, amenazas a la policía, drogas, drogas, drogas, drogas, drogas, drogas, drogas, drogas, crimen, delito, intento de asesinato, violación de nuevo, extorsión de nuevo y malos tratos.

Presuntos autores, Ali, Mohammed, Mahmood, Mohammed, Mohammed Ali, otra vez, de nuevo, Christopher… Sí, un nombre sueco se coló en la lista por un crimen de drogas. Mohammed, Mahmood, Ali otra vez y otra vez.

Países de origen de los presuntos autores de todos los delitos: Iraq, Iraq, Turquía, Siria, Afganistan, Somalia, Somalia, Siria, Somalia, país desconocido, país desconocido, Suecia. La mitad de los sospechosos no tienen documentos válidos por lo que no podemos estar seguros de su nación. Lo que normalmente significa que están mintiendo sobre su nacionalidad y su identidad.

“Estos crímenes ocupan nuestro tiempo al 100%. Así ha sido como en los últimos 10-15 años”

Ahora estamos hablando de la municipalidad de örebro. Y estos crímenes ocupan nuestro tiempo al 100%. Así ha sido como en los últimos 10-15 años. Regreso el próximo viernes con una declaración para la semana pasada”, termina el veterano policía que promete dar datos todas las semanas para intentar frenar esta avalancha de crímenes.

El mensaje se hizo viral en muy poco tiempo, síntoma del hartazgo de muchos de sus conciudadanos, como tampoco tardó demasiado la respuesta de la izquierda, tachándole de racista.

Por supuesto Springare lo ha negado, incluso afirma que está a favor de la inmigración, pero se niega a aceptar la actual situación de peligrosidad que vive Suecia, donde incluso la policía ha elaborado zonas de extremo peligro a las que recomienda no acudir a la poblacion por falta de control.

No está de más recordar que según el Instituto Gatestone tras 40 años de adoptar el multiculturalismo el crimen violento se ha disparado en un 300%. Pero lo que es más grave es el dato de las violaciones. En 1975 se denunciaron 421 casos mientras que en 2014 hubo 6.620, un 1472% más.

Un grupo de radicales musulmanes quema una bandera sueca.
Un grupo de radicales musulmanes quema una bandera sueca.

Por eso Springare no duda en contestar a los que le tachan de racista:

“Si no se puede discutir el problema de la delincuencia entre los inmigrantes sin atribuir la propaganda racista, estamos muy mal ahí fuera.

Trabajo en inmigración y en la recepción de los solicitantes de asilo, así que sé de lo que hablo. Estoy muy preocupado por el crimen en Suecia y por la intención de los criminales inmigrantes, que sobrecarga nuestro sistema de justicia. Y el problema es que nadie quiere hablar de esto.

En Suecia siempre hemos adoptado las medidas necesarias para resolver nuestros problemas, y las tomamos con estudios de expertos que avalen con datos y estadísticas las propuestas.

¿Por qué nadie quiere hacer lo obvio en torno a la delincuencia migratoria y a la introducción de unos valores humanos y jurídicos completamente diferentes de los delincuentes inmigrantes? Es importante examinar esto y producir hechos adecuados para poder encontrar una solución al problema. Cuando no se hace, somos los policías los que presentamos esas investigaciones con el riesgo de ser marcado como xenófobos o racistas (…).

Esto es para salvaguardar a los grupos de inmigrantes trabajadores y a todos los no criminales que viven y trabajan en este país. Una vez más, se trata de los delincuentes inmigrantes. No se trata de los solicitantes de asilo”.

También te puede interesar:

Así ha convertido el multiculturalismo a Suecia en la capital de la violación de Occidente

Comentarios

Comentarios

Compartir
Madrileño, de familia numerosa. Comenzó a estudiar Historia aunque pronto se cambió a Periodismo. Se licenció por la Universidad Complutense de Madrid y desde entonces no ha parado. Ha trabajado para las agencias de información Colpisa y Europa Press, para el departamento de comunicación de LaSexta y ha logrado saborear la experiencia de trabajar en papel gracias al periódico La Razón.