Leopoldo Quezada, renuncia a su cargo político por defender la vida. / Facebook
Leopoldo Quezada, renuncia a su cargo político por defender la vida. / Facebook

El ahora ex militante del Partido Democracia Cristiana en Chile, Leopoldo Quezada, ha enviado una carta de renuncia al partido, después de que la presidenta del mismo, Carolina Goic, votara a favor de legislar sobre el proyecto de aborto en la Comisión de Salud de la Cámara de Senadores, que también lidera.

Quezada dirige su carta a Goic y le señala que “oré para que usted, representando al Partido, votase en consecuencia con nuestros valores cristianos, votase en consecuencia con los acuerdos del V congreso y rechazase la idea de legislar sobre algo tan inicuo como un proyecto de aborto, pero no fue así”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

“Pensé en Santo Tomás Moro, prefiriendo ser fiel a sus convicciones antes que a su rey, a quien estimaba, y a la ‘real politik’; pensé en los mártires japoneses del siglo XVI, en los mártires sirios, libios, asirios, que hoy prefieren morir a renunciar de su fe”, insistió.

Afirmó que “no tengo opción, debo cargar mi cruz y alejarme de este Partido. (…) Tengo la impresión que no seremos muchos, pero aún sigo creyendo en un proyecto político social cristiano y lo impulsaré con todas mis energías”.

Una misión de servicio

En declaraciones a ACI Prensa, Leopoldo Quezada explicó que “ingresé al partido porque me sentí parte de un proyecto que consideraba la vida como sagrada. Sin embargo, siento con pesar que en el último tiempo se ha perdido el tema de las convicciones y particularmente, la Democracia Cristiana está siendo dirigida por la ideología de género”.

“Tú ves en muchas militantes mujeres cómo repiten conceptos que son propios de un mundo no cristiano y no se entiende que la vida ayer, hoy y mañana seguirá siendo sagrada, particularmente la del que está por nacer, porque la vulnerabilidad en la que se encuentra requiere mayor cuidado”, afirmó Quezada.

“Han asumido un discurso respecto al que está por nacer, y no entienden que es un ser vivo y no una propiedad de la cual se puede disponer”, explica Quezada

Insistió en que “no puedo seguir perteneciendo a un partido que aunque en sus principios sigue declarando esto, actúa cambiando su ideología. La Democracia Cristiana chilena hoy en día no es cristiana”.

“Han asumido un discurso respecto al que está por nacer que es propio del capitalista más capitalista, que no entiende que es un ser vivo y no una propiedad de la cual se puede disponer”, explica.

Sin embargo, aclaró que seguirá “llevando a cabo mi vocación política y espero que mucha gente reaccione, y si es preciso constituir un nuevo movimiento hay que hacerlo”.

“Hay mucha gente que espera que existan católicos comprometidos social y políticamente y que den cuenta de lo que la gente espera, que no se enriquezcan en el servicio público sino que lo entiendan como una misión de servicio”, concluyó Quezada.

Esta es un información publicada originalmente en Aci Prensa por Bárbara Bustamante.

Comentarios

Comentarios