El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.
El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, y el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska.

El pasado mes de agosto, el Gobierno abrió un procedimiento para revocar la declaración de Utilidad Pública de la asociación HazteOir.org, señalada de forma especial por su posición de defensa de la realidad biológica del ser humano en cuanto a su sexualidad («Los niños tienen pene, las niñas tienen vulva») y el derecho de los padres a determinar qué tipo de educación reciben sus hijos, tal y como se reconoce en la constitución Española.

En el curso del desarrollo del expediente, el Ministerio del Interior acordó el pasado 23 de agosto «recabar de los principales medios de Comunicación (RTVE, Atresmedia, Mediaset, Prisa, Unidad Editorial..) documentación de cualquier tipo que obre en sus archivos respecto a campañas desarrolladas por la asociación HAZTEOIR en sus últimos 5 años».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Dicho dossier ha sido impugnado por la propia asociación presidida por Ignacio Arsuaga, en un escrito de alegaciones complementarias al procedimiento al que ha tenido acceso Actuall en primicia, por tres razones fundamentales: por su propia naturaleza que «nada aporta al presente expediente administrativo»; por incumpir los términos de la propia prueba acordada y por el modo en que se ha realizado.

HazteOir.org denuncia que en dicho informe «no se ha dudado en suplantar la personalidad» de la entidad «simulando un documento de su autoría»

Desde el punto de vista jurídico, HazteOir.org recuerda que «tanto la concesión como la retirada de la declaración de Utilidad Pública es un acto reglado» y que por tanto no depende de la repercusión en la prensa de sus actividades, sino «de las actividades efectivamente realizadas».

De hecho, insisten, «no existe ningún requisito legal relativo a que para que una entidad vea reconocida su utilidad pública deba acreditarse una buena acogida por la prensa». De echo, la mera solicitud de tal dossier «manifiesta que el origen de la tramitación de este expediente no obedece a motivos legales, sino más bien a razones políticas». HazteOir.org denuncia también que el dossier es manifestación «del funcionamiento de la administración al modo orwelliano» más que de manera ajustada a derecho.

Al tiempo, la representaciónletrada de la asociación alega que no se comprende cómo «año a año» HazteOir.org ha ido aportando un resumen de sus actividades y «nunca nadie ve nada ‘peligroso’ y, de repente, lo que se entendió válido y pertinente en el pasado, se entendió inválido e inconveniente en la actualidad». 

Posible prevaricación

El segundo eje de las alegaciones presentadas por HazteOi.org gira en torno al incumplimineto de la prueba acordada respecto al dossier, un «comportamiento prevaricador» sobre el que se reserva la presentación de una posible denuncia.

Tal y como se ha reproducido más arriba, se acordó se acordó la recogida de «documentación de cualquier tipo» sobre las actividades de HazteOir.org en el último lustro.

Sin embargo, apenas se hace un sumario resumen de impactos en prensa escrita, obviando prácticamente toda referencia audiovisual en televisión o radio. Un dossier que, además, tiene «todas las trazas de haber sido elaborado bien por una empresa de comunicación, bien por una persona experta en comunicación».

Por otro lado, HazteOir.org denuncia que en dicho informe «no se ha dudado en suplantar la personalidad» de la entidad «simulando un documento de su autoría», pues en la portada se reproduce en exclusiva su logo, sin ninguna referencia al Ministerio o la Secretaría General Técnica.

Defectos en su elaboración

El escrito de alegaciones también contiene algunas consideraciones sobre una serie de defectos del «supuesto dossier» aportado, «que lo hacen radicalmente inválido como prueba (siquiera indiciaria) de nada».

Así, se alega que «no recoge más que lo aparecido en una determinada prensa, no siempre la más favorable» a la asociación y que «no aporta nada a la instrucción, por cuanto lo que no puede hacer la administración es una ‘causa general’, prohibida en nuestro ordenamiento constitucional».

Además, se reprocha que lso «supuestos recortes» de prensa escrita no se han extraido de la noticia editada en papel, sino en internet «pero con la precaución de no poner siquiera la referencia del enlace«, por lo que «no podemos dar valor ninguno a estas noticias».

El lema de la campaña de HazteOir.org 'Los ninos tienen pene. Las ninas tienen vulva. Que no te engañen' fue censurado por políticos y lobbies LGTBI.
El lema de la campaña de HazteOir.org ‘Los ninos tienen pene. Las ninas tienen vulva. Que no te engañen’ fue censurado por políticos y lobbies LGTBI.

La propia asociación ha presentado un dossier que «refleja una mayor actividad» que la del informe del Ministerio, incluyendo actividades «eminentemente sociales que no aparecen en este informe tendencioso que nos aporta».

A juico de HazteOir.org, proceder de forma «tan sesgada es algo así como si juzgáramos al Gobierno sólo por lo que aparece en determinada prensa» pues la asociaicón entendería «injusto» que se juzgara la autoría de la tesis del presidente del Gobierno «sólo por lo que aparece publicado en OK Diario».

Por último, respecto a este apartado, HazteOir.org reprocha que «esta prueba ignora que HazteOir.org no recibe subvención pública alguna, y que por tanto vive sólo de donaciones de particulares. Por eso, a este respecto la utilidad pública viene definida y determinada por el número de donantes, que como es de ver en las cuentas […] es altísimo».

HazteOir.org reclama a la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior que se incorpore al expediente el dossier elaborado por la asociación; que le remita las copias de las comunicaciones remitidas a los principales medios de comunicación (si es que se han emitido en algún momento) y de los documentos aportados por los mismo medios al Ministerio (si es que se enviaron).

Por último, la entidad requiere al Ministerio que «identifique a la persona concreta que ha elaborado el dossier de medios de comunicación.

HazteOir.org y la Utilidad Pública

HazteOir.org tiene reconocido el estatus de Asociación de Utilidad Pública desde el mes de mayo de 2013, en cumplimiento del artículo 32 de la Ley Orgánica del Derecho de Asociación.

De esta declaración sólo se benefician los donantes de HazteOir.org debido a las deducciones fiscales aplicables en estos casos. Hazteoir.org, que debido a esta declaración podría beneficiarse de subvenciones y ayudas directas, rechaza tales dádivas por principio para seguir dependiendo en exclusiva de sus socios y donantes y mantener su independencia.

En septiembre de 2017, el exministro de Interio, José Ignacio Zoido, aseveró en sede parlamentaria a preguntas de la oposición que era «imposible» revocar dicha declaración porque HazteOir.org está al corriente de todas sus obligaciones en este ámbito. «No existen elementos para revisar la condición de utilidad pública de esta asociación”.

En marzo de 2018, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y Esquerra Republicana de Cataluña impulsaron una declaración en el Congreso para que el Gobierno retirara la cualidad de Utilidad Pública a HazteOir.org.

Pese a ser un procedimiento reglado y objetivo, como se expone en las alegaciones presentadas por HazteOir.org, el cambio de Gobierno provocó que en agosto de 2018 se abriera el expediente destinado a la revocación de la Utilidad Pública a HO, que está en curso.

Comentarios

Comentarios