Una niña de Venezuela reclama la salida de Nicolás Maduro en una concentración en Santo Domingo (República Dominicana) / EFE
Una niña de Venezuela reclama la salida de Nicolás Maduro en una concentración en Santo Domingo (República Dominicana) / EFE

En un comunicado conjunto la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), la Confederación de Religiosos y Religiosas de Venezuela y el Consejo Nacional de Laicos, exigieron a los organismos del Estado convocar a “elecciones libres y legítimas para retomar el rumbo democrático”, permitir el ingreso de ayuda humanitaria al país y detener la represión contra los ciudadanos.

El texto emitido este 4 de febrero sostiene que el pueblo venezolano, ante la “dolorosa situación de injusticia y sufrimiento”, está en la búsqueda de una transición “pacífica y transparente” que lleve a “elecciones libres y legítimas para retomar el rumbo democrático y lograr la recuperación del Estado de Derecho, la reconstrucción del tejido social, la producción económica, la moral en el país y el reencuentro de todos los venezolanos”.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En ese contexto, el comunicado precisa que esa “ruta de transición hacia un proceso electoral” debe hacerse “de forma pacífica y con los instrumentos presentes en la Constitución Nacional” para evitar más sufrimientos.

Obispos, religiosos y laicos católicos reclaman una transición pacífica y la llegada de ayuda humanitaria en Venezuela /CEV
Obispos, religiosos y laicos católicos reclaman una transición pacífica y la llegada de ayuda humanitaria en Venezuela /CEV

“En este momento crucial de la historia patria, invitamos a todo el pueblo venezolano a dar lo mejor de sí, cada uno en su ámbito de trabajo y acción, para que desde la unidad, la solidaridad y la responsabilidad ética, con un espíritu distendido, busquemos el bien común y trabajemos sin descanso en la reconstrucción de la democracia y de la patria entera, evitando el derramamiento de sangre”, agregan.

Además del pedido de nuevas elecciones, la Iglesia solicita que se concedan “los permisos necesarios para disponer de la ayuda humanitaria como un medio para mitigar el impacto de la crisis sobre la gente más vulnerable”.

Los líderes de la Iglesia exigieron “a los organismos de seguridad del Estado que no sigan reprimiendo a sus hermanos venezolanos»

“Cáritas de Venezuela y las diversas instituciones de promoción social de la Iglesia con un extenso alcance en todo el territorio nacional, nos comprometemos a continuar el servicio que venimos realizando con equidad, inclusión, transparencia y efectividad”, precisa el texto.

Detener la represión

Por otra parte, el comunicado enfatiza que es “moralmente inaceptable la creciente represión por motivos políticos, la violación de los Derechos Humanos y las detenciones arbitrarias y selectivas”.

Por tal motivo, los líderes de la Iglesia exigieron “a los organismos de seguridad del Estado que no sigan reprimiendo a sus hermanos venezolanos y asuman su verdadera responsabilidad de proteger al pueblo en toda circunstancia, particularmente cuando ejerzan el derecho a la protesta pacífica”.

Asimismo, recordaron al Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo que deben cumplir con sus deberes y hacer que se acaben los abusos, “particularmente lo que se refiere a las detenciones de menores de edad”.

Finalmente, en el comunicado conjunto se invita al pueblo a participar en la Eucaristía del domingo 10 de febrero y así “orar en todos los templos, casas y comunidades, pidiéndole al Señor nos conceda la paz, la reconciliación, la libertad y la salud espiritual y corporal”.

“Confiemos en el Dios de la historia, Él es el Dios de la salvación en Jesús liberador que nos dice: ‘no tengan miedo, yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo’. Que María de Coromoto, nuestra patrona nacional, nos acompañe siempre como pueblo”, concluye el texto.

* Publicado originalmente en ACI Prensa.

Comentarios

Comentarios