Juan Guaidó
Juan Guaidó

El jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, se ha autoproclamado este miércoles «presidente encargado» del país, conforme a la decisión de la sede legislativa de no reconocer el segundo mandato de Nicolás Maduro, que ahonda así su aislamiento internacional.

«Juro asumir formalmente las competencias del Ejecutivo Nacional como presidente encargado de Venezuela», ha declarado Guaidó desde un escenario ubicado en Chacao, uno de los focos de las marchas opositoras celebradas este miércoles en Caracas y otras ciudades.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Guaidó, al que la multitud ha jaleado en varios momentos, ha subrayado que toma posesión del cargo en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional y basado en la Constitución «para lograr el cese de la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres».

El líder opositor ha tendido la mano a los ‘chavistas’ -«engañados y defraudados por Maduro y su cúpula corrupta»-, asegurando que, una vez derrocado «el régimen usurpador», «no se le va a torcer el brazo a nadie», sino que buscará la reconciliación nacional.

Manifestantes reclaman la libertad para Venezuela y la expulsión del dictador Nicolás Maduro /EFE
Manifestantes reclaman la libertad para Venezuela y la expulsión del dictador Nicolás Maduro /EFE

Guaidó se ha mostrado consciente en todo momento de que «esto va a tener consecuencias». De hecho, ha sopesado incluso la posibilidad de ser encarcelado. «No temo por eso, temo por nuestra gente, que la está pasando mal», ha declarado.

«No permitiremos que se desinfle porque, aunque estamos en dictadura, sabemos que un pueblo unido jamás será vencido y hay que aclarar que aquí no se trata de hacer nada en paralelo, porque tenemos el respaldo de la gente en la calle, así que a los que hoy usurpan el poder les digo que nosotros vamos a seguir (…) Esto es indetenible», ha afirmado.

Silencio durante horas de España

La reacción internacional al órdago que ha lanzado Guaidó a Maduro no se ha hecho esperar. Estados Unidos y Canadá, así como la mayoría de los gobiernos de la región, han optado por reconocer al «presidente encargado» y le han ofrecido su apoyo para conducir una transición pacífica hacia la democracia.

«El pueblo venezolano ha hablado valientemente contra Maduro y su régimen y ha exigido libertad y Estado de Derecho», ha dicho el presidente estadounidense, Donald Trump, que ha ratificado que «seguirá usando todo el peso económico y diplomático de Estados Unidos para hacer presión a favor de la restauración de la democracia venezolana».

En declaraciones a la prensa desde el Foro Económico de Davos, los presidentes de Colombia y Brasil, Iván Duque y Jair Bolsonaro, respectivamente; la vicepresidenta de Perú, Mercedes Aráoz; y la ministra de Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland; también han anunciado el reconocimiento de sus gobiernos a Guaidó como líder interino de Venezuela.

Exiliados de Venezuela en Colombia celebran la rebelión del pueblo contra la dictadura de Nicolás Maduro el 23 de enero de 2019. /EFE
Exiliados de Venezuela en Colombia celebran la rebelión del pueblo contra la dictadura de Nicolás Maduro el 23 de enero de 2019. /EFE

Paulatinamente, Argentina, Chile, Costa Rica, Ecuador, Guatemala y Paraguay han ido manifestando su respaldo a Guaidó. El Grupo de Lima, que reúne a catorce países americanos, ha terminado sacando un comunicado en el que le concede también su reconocimiento como mandatario venezolano.

«Nuestras felicitaciones a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Tiene todo nuestro reconocimiento para impulsar el retorno del país a la democracia», ha escrito en Twitter el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El gobierno de España, el país que históricamente mantiene mayores vínculos con Venezuela, ha guardado silencio durante horas, hasta que Pedro Sánchez ha mantenido una conversación telefónica con Juan Guaidó en un receso del foro económico de Davos (Suiza) en el que participa el español desde el miércoles.

El Palacio de la Moncloa ha difundido un vídeo que registra el momento en que se produce esa conversación, que tiene lugar en los exteriores del recinto donde se celebran las conferencias de Davos.

El Gobierno español se ha resistido hasta el momento en dar el paso de reconocer a Guaidó. Por boca de su ministro de Exteriores, Josep Borrell, España se decanta por pedir unas elecciones verdaderamente democráticas -las últimas presidenciales que ganó Nicolás Maduro España no las reconoció- y trabajar por una posición común de la UE.

Borrell ha justificado la prudencia con la que actúa España por los alrededor de 200.000 españoles que residen en Venezuela, entre otros motivos.

Apoyos de los países de la órbita comunista

La única voz disonante ha sido México. El nuevo Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha confirmado la neutralidad de Los Pinos al aclarar que, por ahora, no tiene previsto realizar ningún cambio en lo tocante a la política exterior hacia Venezuela.

En el extremo opuesto, solo el presidente de Bolivia, Evo Morales, ha hecho valer su alianza con Venezuela. «Nuestra solidaridad con el (…) hermano Nicolás Maduro en estas horas decisivas en que las garras del imperialismo buscan nuevamente herir de muerte la democracia y autodeterminación de los pueblos de Suramérica», ha dicho.

La soledad regional de Maduro ya quedó patente en su toma de posesión, a la que solo acudieron Morales y los presidentes de Cuba, Miguel Díaz-Canel; Nicaragua, Daniel Ortega; y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; quienes por ahora guardan silencio.

Maduro denuncia «imperialismo»

Nicolás Maduro, ha defendido que es el único jefe de Estado, horas después de que el jefe de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, se haya autoproclamado «presidente encargado» del país para dar paso a nuevas elecciones.

«Solo el pueblo pone, solo el pueblo quita», ha dicho Maduro, desde el Palacio de Miraflores, donde ha desembocado la marcha ‘chavista’ que se ha celebrado en respuesta a la jornada de movilizaciones opositoras de este miércoles.

El dirigente bolivariano ha defendido que las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, que ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional reconocen fueron «democráticas», informa Europa Press.

Maduro ha denunciado que la autoproclamación de Guaidó forma parte del plan de «Gobierno imperialista de Estados Unidos para imponer a través de un golpe de Estado un gobierno títere a sus intereses en Venezuela».

Al menos 13 muertos

Al menos trece personas han muerto este miércoles a consecuencia de los enfrentamientos registrados entre manifestantes y fuerzas de seguridad en Venezuela durante la jornada de movilizaciones a favor y en contra del presidente, Nicolás Maduro, según ha informado el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

«Hasta las 7:40 de la tarde se confirman 13 personas muertas en protestas. Este balance solo incluye a víctimas con identificación confirmada», ha indicado el OVCS en su cuenta de Twitter, donde ha detallado que los fallecimientos se han producido en los estados de Amazonas, Barinas, Bolívar, Distrito Capital, Portuguesa y Táchira.

Comentarios

Comentarios