David Daleiden y Donald Trump.
David Daleiden y Donald Trump.

La ONG pro vida Operation Rescue (Operación rescate en español) ha publicado un estudio en el que muestra que, en total, se cerraron 49 abortorios, 35 clínicas quirúrgicas y 14 clínicas de medicamentos.

En cambio, solo se abrieron ocho nuevas clínicas quirúrgicas y 11 instalaciones de aborto químico.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

En la actualidad existen un total de 704 instalaciones dedicadas al aborto por todo el territorio estadounidense. De estas, 490 ofrecen abortos quirúrgicos –a veces en combinación con químicos- y 214 únicamente químicos.

El presidente de Operation Rescue, Troy Newman, alabó que “el cártel del aborto esté implosionando y perdiendo terreno”, aunque reconoce que “no van a caer sin antes luchar” y que seguirán “rezando para que el fin del aborto llegue pronto” a Estados Unidos.

Planned Parenthood es dueña de casi el 50 por ciento de todos los abortorios

Por otro lado, America Life League (ALL por su siglas en inglés) en su informe anual señala que también Planned Parenthood está perdiendo terreno. Ha cerrado 32 clínicas este año, lo que supone un gran logro pro vida teniendo en cuenta la financiación de que dispone esta multinacional abortista.

La mayor empresa abortista del país es dueña de casi el 50 por ciento de todos los abortorios y alrededor del 60 por ciento de las 597 instalaciones que posee (356) se dedican a abortos quirúrgicos o químicos, según señala America Life League.

Sala de intervención para abortos.
Sala de intervención para abortos.

El negocio del aborto está siendo atacado por varios frente. Por un lado, asociaciones pro vida como el Centro para el Progreso Médico de David Delaiden quien destapó con cámara oculta las tramas para la compra-venta de órganos y tejidos de niños abortados.

Por otro, la decisión de la administración Trump de cortar de raíz la financiación gubernamental a estas prácticas que atentan contra la vida y la salud de la madre y del hijo no nacido.

No cabe duda de que Planned Parenthood defenderá con uñas y dientes su posición de privilegio político y económico aunque está siendo investigada por el FBI por orden del Departamento de Justicia por la presunta venta de partes fetales obtenidos de sus abortos.

Parece que, por ahora, las empresas abortistas han sufrido un pequeño revés, pero mientras la Organización para las Naciones Unidas siga fomentando el aborto a nivel mundial, aún queda mucho por hacer.

También te puede interesar:

Exgerente de Planned Parenthood: “Es una organización demoníaca”

Comentarios

Comentarios