El pasado viernes estuve en las sedes del PP y de Vox para entregar las más de 13 mil firmas recogidas hasta ese momento (ahora hay ya más de 15 mil) pidiendo a los líderes de ambas formaciones firmeza ante Ciudadanos en las negociaciones por el gobierno de la Comunidad de Madrid.

La firmeza que les exigimos tiene un motivo: Ciudadanos está arrastrando al PP y a Vox a la izquierda, obligándoles a firmar un acuerdo que deje intacta, entre otras cosas, la nefasta ley “mordaza” LGTBI de la Comunidad de Madrid. Y lo que finalmente ocurra en Madrid repercutirá en el resto de España.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Esta ley LGTBI tiene, está teniendo ya de hecho, un impacto brutal en la sociedad, especialmente en los niños y en los derechos de los padres a educarlos según sus valores y creencias.

Pero como es una ley fabricada a medida de las exigencias del lobby LGTBI y de sus tentáculos en la izquierda, hasta hace bien poco pocos se atrevían a tocarle siquiera una coma, aunque sus víctimas más directas fueran menores. Tus hijos y los míos, tus nietos y sobrinos.

Santiago Abascal se atrevió a pisar este coto vedado por la izquierda. Él y su gente saltaron la alambrada de la corrección política y se sobrepusieron al pánico a ser señalados públicamente como apestados, a ser tachados de homófobos…  Y lograron poner a la izquierda de los nervios. 

Sé de lo que hablo. Tú fuiste pionero en saltar esa alambrada conmigo, con HO, cuando nadie se atrevía a toser al lobby LGTBI. 

Pero ahora, los intereses del establishment mediático, como el de Federico Jiménez Losantos y otros periodistas que hasta hace poco aplaudían la valentía de Abascal, tratan de hacer volver a Vox al redil de la sumisión a los lobbies LGTBI. Los insultan, los señalan, los humillan cada día. Hasta la prensa de izquierda se hace eco ya del machaque permanente a Vox para que cedan:

Captura de pantalla 2019-07-29 a las 12.19.16.png

Dicen que la tozudez de Vox va a acabar malogrando un gobierno de centro-derecha en Madrid… pero yo me pregunto: ¿Puede un gobierno de centro-derecha que se respete a sí mismo dejar intacta una de las leyes más liberticidas y totalitarias de la izquierda? 

Mi respuesta es no. No puede. 

Vox no puede ni debe olvidar sus promesas y dejar a los ciudadanos al albur de unas leyes que pretenden reeducarlos en un dogma de izquierda como el de la ideología de género, que quiere desposeer a los padres de su derecho constitucional a elegir la educación de sus hijos y que a estos los programa como cobayas en una ideología destructiva que impone el nuevo comunismo mundial.

Sin embargo, la presión contra Vox es tan enorme que en Murcia han flaqueado y han cedido ante Ciudadanos. Es cierto que el acuerdo incluye, entre otras cosas, el reforzamiento de las labores de inspección educativa autonómica para evitar el adoctrinamiento en las aulas y el consentimiento expreso de los padres para cualquier contenido sensible que se pretenda impartir a sus hijos.

Pero como denuncia Francisco Martínez, presidente de la asociación Libertas con sede en Murcia, muy activa y valiente en la lucha de los padres contra el adoctrinamiento LGTBI, todo esto no sirve de nada dado que la consejería de Educación ya ha aprobado los recursos humanos y materiales que destinará este curso a las charlas LGTBI, así como las partidas y subvenciones previstas para estos colectivos y sus programas de reeducación social en ideología de género. 

Papel mojado, en una palabra.

¿Qué podemos hacer tú y yo para evitar que lo ocurrido en Murcia se repita en Madrid, y por extensión, en el resto de comunidades de España cuando exista una posibilidad real de desactivar estas leyes?… Mucho.

  • Podemos presionar a Santiago Abascal recordándole que empeñó su palabra en luchar contra la ideología de género y las leyes LGTBI.
  • Podemos animar a Rocío Monasterio a seguir resistiendo con la misma valentía que lo está haciendo las críticas y las presiones bestiales del establishment mediático.
  • Podemos recordar a los líderes de Vox y del PP que ceder ante Ciudadanos en este tema es entregar a la izquierda el futuro de nuestros hijos, de las siguientes generaciones de españoles, cuyas mentes modelan hoy en las aulas en una ideología funesta.
  • Y podemos recordar a Vox que ahora tiene en sus manos forzar a Ciudadanos y al PP a derogar los aspectos más totalitarios de las leyes LGTBI… Luego, si ceden, no podrán hacerlo.

Claro que queremos expulsar a la izquierda de las instituciones… Pero de verdad, no con apaños que dejen intactas sus bases ideológicas y la posibilidad de que nos sigan adoctrinando.

¡Gracias por dar la batalla!

Comentarios

Comentarios