La formación liderada por Santiago Abascal ha reclamado a la Mesa de la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados «con carácter de urgencia» la declaración del estado de excepción conforme al artículo 116 de la Constitución Española.

La Carta Magna establece que «el estado de excepción será declarado por el Gobierno mediante decreto acordado en Consejo de Ministros, previa autorización del Congreso de los Diputados. La autorización y proclamación del estado de excepción deberá determinar expresamente los efectos del mismo, el ámbito territorial a que se extiende y su duración, que no podrá exceder de treinta días, prorrogables por otro plazo igual, con los mismos requisitos».

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Vox recuerda que en las últimas horas, como protesta por la condena por sedición a los procesados por perpetrar un golpe de estado en Cataluña, se ha asaltado el aeropuerto de Barcelona, se han cortado autovías,estaciones y vías de transporte ferroviario; se ha interrumpido el tráfico aéreo, terrestre y por ferrocarril; se ha asediado la Delegación del Gobierno en Cataluña, así como cuarteles de la Guardia Civil y Comisarías del Cuerpo Nacional de Policía; se ha agredido a viandantes y causado cuantiosos daños materiales al mobiliario urbano y a comercios.

El partido reprocha que ante estos hechos la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo haya asegurado que la situación en Cataluña es «razonable» y que «la mayoría delos catalanes tuvo el lunes un día normal».

La formación de derecha subraya en su escrito que «en Cataluña se encuentra activado el nivel 4 de alerta antiterrorista, a la vista del riesgo cierto y precedentes inmediatos de ataques yihadistas que han causado estragos, especialmente en dicho territorio de España».

Los disturbios posteriores a la publicación de la sentencia del Tribunal Supremo suponen un «absoluto desbordamiento de las medidas de seguridad» que determina «una situación de gravísmo riesgo» no solo por su propia entidad, sino «por la extrema situación de vulnerabilidad en la que se coloca a España frente a la amenaza yihadista», incide la formación.

El partido de Abascal considera que «hoy la única respuesta de nuestro Estado de Derecho para restablecer la pacífica y normal convivencia y regularidad de los servicios públicos esenciales en Cataluña, garantizando la seguridad, la integridad y la vida de las personas, sea mediante la declaración del estado de excepción».

A su juicio, la Ley de Seguridad Nacional, invocada por otras formaciones políticas «resulta ya, a todas luces insuficiente e inadecuada, en la medida en que el restablecimiento del orden constitucional, vista la situación extrema que se ha alcanzado, no se logra con la sola respuesta policial mediante una coordinación reforzada bajo una autoridad única».

Comentarios

Comentarios