Una monja vota en un colegio electoral de Madrid .
Una monja vota en un colegio electoral de Madrid .

Un estudio elaborado por la asociación Enraizados sobre la atención brindada por los principales partidos políticos a los «valores católicos» (vida, familia, libertad educativa, bien común nacinal y bien común internacional) que según las encuestas van a obtener representación significativa tras las próximas elecciones generales.

De una calificación máxima de 96 puntos, el partido liderado por Santiago Abascal, Vox, destaca con una puntuación total de 60 (62,5%). El Partido Popular cumple un 45,8% de los criterios analizados, con 44 puntos.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Ciudadanos (25%, 24 puntos); PSOE (13,5%, 13 puntos) y Podemos (8,3%, 8 puntos) quedan muy lejos de atender en sus programas electorales los «valores católicos», así como las formaciones de corte nacionalista.

Vox destaca en cuestiones relativas a la defensa de la vida, con cuatro notas positivas (aborto, eutanasia, vientres de alquiler y ayuda a la mujer embarazada), si bien no alude a la cuestión sobre la manipulación de embriones humanos. Asímismo apoya cuestiones como la reserva del matrimonio para la unión entre un hombre y una mujer y el rechazo a las leyes de género; el respaldo a las familias numerosas; el reconocimiento fiscal de la familia mediante el criterio de renta familiar; y el reconocimiento del trabajo familiar.

En relación a la libertad educativa, Vox también obtiene una nota positiva en educación diferenciada; educación de iniciativa social y apoyo al cheque escolar; rechazo del adoctrinamiento en las aulas; defensa de la lengua común, dando libertad para elegirla.

Para Enraizados, Vox suspende, dentro del bloque referido al bien común internacional en la categoría «trato digno al inmigrante». 

Diferencias en la defensa de la vida humana

De entre los 44 puntos otorgados al Partido Popular, Enraizados encuentra que la principal diferencia con Vox se da en los ámbitos de la vida y la familia. En concreto, se destaca que el PP suspende en el concepto «aborto», además de que «no se manifiesta expresamente sobrelos vientres de alquiler, aunque hace un guiño en cuento a la ayuda a la mujer embarazada). Respecto a la defensa de la familia, Enraizados subraya que en el programa de los populares «no se defiende el matrimonio ni hay reconocimiento del trabajo familiar».

José Castro: «Gran parte de los temas que parecían olvidados por la política española han vuelto al debate público»

Por otro lado, en materia educativa, Enraizados valora que el PP «muestra una buena apertura hacia la sociedad civil»en conceptos como finanaciaicón y libre elección, aunque «no apuesta por el cheque escolar y mantiene las leyes adoctrinadoras de ideología de género». Como punto a favor, se resalta que «es el único partido que menciona de forma positiva la clase de Religión».

Temas olvidados de vuelta en el debate público

El presidente de Enraizados, José Castro Velarde, estima que la conclusión fundamental del estudio es que «gran parte de los temas que parecían olvidados por la política española han vuelto al debate público: defensa de la vida desde la concepción hasta su muerte natural; el matrionio; la ausencia de niños y de esperanza de nuestra sociedad; la libertad de educación…».

A su juicio «la orfandad de estos principios y con ello de los católicos en cuanto a la representación, ha dado un giro radical. De ser inexistente se han convertido en ejes de la campaña«, subraya Castro.

Esta realidad es consecuencia a juicio de Enraizados de dos causas. En primer lugar, «el trabajo de muchas asociaciones a lo largo de los años que finalmente ha saltado a la política». Y, en segundo, «el ataque a los valores básicos de la sociedad ha llegado a tal extremo que ha sido relativamente fácil que gran parte de la misma se rebele contra la imposición ideológica a la que se veían sometidos».

El contrapunto a este resurgir de los «valores católicos», según expone Enraizados, es que «un amplio porcentaje de católicos señala que ninguno de los cinco partidos asume la totalidad de las reivindicaciones básicas que implican los principios no negociables de Benedicto XVI».

Comentarios

Comentarios