Mientras Cataluña ha lanzado ya un órdago al Estado con la firma en el Parlament del “inicio del proceso” hacia una república catalana, en el País Vasco se abre otro frente separatista que promete ser un gran quebradero de cabeza para el Gobierno.

Al igual que ha ocurrido en tierras catalanas, los grandes partidos nacionales están en un retroceso tal en la comunidad autónoma vasca que les ha llevado a la irrelevancia política.

Algunas personas creen que La Sexta da información.

Suscríbete a Actuall y así no caerás nunca en la tentación.

Suscríbete ahora

Los datos son contundentes. Según una encuesta publicada por el Gobierno vasco de cara a las próximas elecciones generales del 20-D, tanto PP como PSE prácticamente desaparecen de la escena política.

Tan sólo cuatro de los dieciocho escaños que aporta el País Vasco al Congreso de los Diputados serían del PP y del PSE. Obtendrían dos diputados cada uno mientras que sólo Podemos obtendría los mismos que estas mismas formaciones juntas.

Y no olvidarían las aspiraciones abertzales sobre Navarra

Según estos datos, el nacionalismo sería completamente hegemónico en la región. El PNV estaría representado en el Congreso de los Diputados con seis diputados mientras que los proetarras de Bildu obtendrían otros cuatro. Una mayoría más que suficiente que les permitiría manejar a su antojo la política vasca. Y no olvidarían las viejas e irrenunciables aspiraciones abertzales sobre Navarra, cuya capital está gobernada por Bildu.

De hecho, el presidente de Sortu y portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Hasier Arraiz, y el portavoz parlamentario de EH Bildu en Navarrra, Adolfo Araiz, comparecieron este miércoles en Vitoria para proclamar que se ha acabado el tiempo de debatir sobre el modelo de Estado y que «es el momento» de abrir una vía democrática «que lleve a al País Vasco y a Navarra a la soberanía plena», independientemente del ritmo que lleve cada comunidad autónoma.

Desaparición de los constitucionalistas

Con estas cifras en la mano, los constitucionalistas pasarían a la marginalidad y el nacionalismo se abriría paso de tal forma que tendría una autopista libre para hacer lo que quisiera. Un pacto a la catalana entre nacionalistas de izquierdas y derechas tendría en el País Vasco una mayoría incluso más holgada que en Cataluña, puesto que al descalabro de PP y PSOE se une la ausencia de otras fuerzas como Ciudadanos.

A esta situación se une el nuevo papel desempeñado por la marca política de ETA. Los herederos de Batasuna han visto estos años colmadas sus aspiraciones al conseguir gran representación y una cota de poder que no habían imaginado cuando asesinaron a cientos de personas.

Ahora sin necesidad de atentar ni tampoco de pedir perdón han conseguido estar representados en todas las instituciones para escarnio de las víctimas del terrorismo. Si se suma una ofensiva nacionalista en el País Vasco tras las elecciones autonómicas de 2016 a la que ya se ha dado en Cataluña, la pinza secesionista supondría un gravísimo quebradero de cabeza para el Estado español.

Santiago Abascal: “Es una carrera de relevos”

Se trata de vasos comunicantes. Así lo ve el presidente de Vox, Santiago Abascal, “siempre han adoptado la fórmula de la carrera de relevos en el que uno estaba en la vanguardia y otro en la retaguardia”.

En su opinión, cuando ETA mataba, el nacionalismo vasco iba a la cabeza mientras que ahora son los catalanes los que han tomado la delantera. Por ello, cree que PNV y Bildu están a la espera pero que “pase lo que pase en Cataluña habrá un desafío en el País Vasco ya que además las encuestas acompañan”.

Santiago Abascal/ Wikimedia
Santiago Abascal/ Wikimedia

Abascal subraya que la práctica desaparición de los partidos nacionales en la comunidad vasca “es gravísima para todos los españoles” y que la situación en la que quedan PP y PSE ha sido “causada por la dejación de funciones de ambos”. “Han arriado las banderas que defendían y esto les ha hecho perder su masa electoral”, sentencia.

Pone como ejemplo el PP de la década de los 90, cuando sus cargos eran asesinados por defender sus principios y donde llegó a tener 300.000 votos. Ahora sus votos no llegan a los 100.000 puesto que la dirección “ha abandonado las posiciones que antes defendía”.

Mikel Buesa: “Bildu sí que quiere este tipo de batallas”

El catedrático de Economía y expresidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, considera que el dato más relevante de la encuesta del Gobierno vasco es que el PNV se afianza como líder nacionalista desbancando a Bildu. Por otro lado, explica que otro aspecto a destacar es que “en el País Vasco los votos que pierde el PP van al PNV”.

Con respecto a la izquierda, Buesa dice que se ha producido una “recomposición” muy destacada. Podemos ha hecho mucho daño a PSE y Bildu. Según afirma, los proetarras “van en retroceso porque tiene en el radicalismo de izquierdas una alternativa como es Podemos. Hasta hace pocos años no había ninguna alternativa de izquierdas que no fuera independentista”.

Mikel Buesa / Efe
Mikel Buesa / Efe

Pero Buesa no cree que el nacionalismo vasco siga el ejemplo de Mas y Junqueras. “El PNV aprendió con Ibarretxe que la senda independentista les conduce al fracaso, perdieron la hegemonía, acabaron perdiendo el gobierno y buena parte del electorado nacionalista acabó votando a Bildu”, asegura.

Además, añade que “esta experiencia les ha hecho ver que el camino independentista es incompatible para mantenerse en el poder”.

Sin embargo, otra cosa es Bildu, ese sí que sería peligroso. Los proetarras “sí quieren este tipo de batallas”, asegura, que ve una oportunidad de robar votos al PNV y ser el referente nacionalista en el País Vasco.

Daniel Portero: “Cataluña ya ha hecho el trabajo sucio”

Más pesimista se muestra Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia, al considerar que la política vasca del futuro inmediato va estar condicionada por lo que está pasando en Cataluña.

“Cataluña -explica- ya le ha hecho el trabajo sucio al País Vasco, con su desafío secesionista”. Añade que por esa razón los nacionalistas vascos han estado tan callados, y a la espera,  durante todo este tiempo.

Daniel Portero, presiddente de Dignidad y Justicia. / Flickr PP
Daniel Portero, presiddente de Dignidad y Justicia. / Flickr PP

“Con los pasos adelante hacia la ‘república catalana’, CUP y Junts per el Sí le están dando un balón de oxígeno al independentismo vasco, que tratará de capitalizar en las próximas citas electorales” añade el hijo del fiscal asesinado por Eta en 2000.

Alcaraz: “PP y PSOE prefieren apoyarse en los nacionalistas”

El presidente de Voces contra el Terrorismo (VcT), Francisco José Alcaraz, cree que parte de la culpa la han tenido PP y PSOE. Alcaraz incide en que PP y PSE “nunca han tenido interés en ser los grandes partidos en País Vasco y Cataluña y han preferido apoyarse en los nacionalistas para gobernar en Madrid a base de cesiones”.

Francisco José Alcaraz / Flickr HO
Francisco José Alcaraz / Flickr HO

Asegura que como víctima ve muy negro el futuro del País Vasco debido a que el “proyecto de ETA viene de la mano del PNV y vence a los constitucionalistas”.

Por todo ello, el presidente de VcT cree que si las víctimas ya tienen difícil hacer una vida normal, en el futuro “se sentirán aún más alejadas y denostadas porque la ideología que ha amparado al terrorismo seguirá ganando terreno”.

Comentarios

Comentarios